• Imputados asistían a centro de rehabilitación por adicción a drogas: Actualmente Germán Bustos Sepúlveda y Byron Miranda Castro, se encuentran en la cárcel de San Felipe como imputados de un robo con intimidación ocurrido en noviembre de 2016. Sus progenitoras viven una pesadilla por el crimen cometido por sus retoños.

Desconsoladas y pidiendo perdón a las víctimas de un robo con intimidación se mostraron Betsy Sepúlveda Lavín y Carolina Castro Gatica, madres de los imputados Germán Bustos Sepúlveda y Byron Miranda Castro, quienes se encuentran actualmente en la cárcel por asaltar violentamente a dos mujeres que circulaban por avenida Yungay esquina Santo Domingo a fines de noviembre del año recién pasado.
Ambas madres han debido viajar constantemente desde la comuna de Colina, en Santiago, hasta San Felipe para efectuar los trámites legales con el abogado de la Defensoría Penal Pública que lleva el caso de ambos imputados, en prisión preventiva por 60 días.
En entrevista con Diario El Trabajo, ambas mujeres piden perdón a las víctimas del crimen cometido por sus hijos, asegurando que ambos retoños se encontraban en tratamiento contra su adicción a las drogas en el Hogar ‘Génesis’ de la comuna de Putaendo, saliendo durante el día de visitas para dirigirse hasta Santiago para visitarlas y posteriormente en su regreso habrían cometidos los delitos.
Sin embargo, según explican las entrevistadas, los imputados fueron dejados por un vecino en San Felipe y fue en este lugar donde cometieron diversos delitos de robo, sin regresar hasta el centro de rehabilitación, culminando con el robo de carteras y dinero en efectivo a dos mujeres que fueron agredidas e intimidadas con un fierro. Hechos que en su oportunidad fueron confirmados por la propia víctima en una entrevista concedida en exclusiva a Diario El Trabajo el pasado 1 de diciembre.
No obstante, Betsy y Carolina cargan este calvario como lo aseguran sin desmerecer el daño causado a las víctimas a las cuales piden perdón por lo ocurrido, tras vislumbrarse que los imputados podrían ser condenados a penas que podrían llegar hasta los diez años.
– ¿Cómo ha sido llevar este proceso por causa de su hijo?
BETSY – Es una pena terrible, una ausencia en estas fiestas especialmente, aparte que la economía no es buena, somos una familia humilde, no sabemos cómo nuestros hijos reaccionaron de esta manera y poder saber para comunicarme con esta dama para pedirle mil perdón, mil disculpas que me ayudara para poder sacar a mi hijo de la cárcel y si pudiera llegar a un acuerdo con ella estoy dispuesta, para llevármelo a Punta Arenas, pero de verdad lo siento como madre.
– ¿Qué le ha aconsejado su abogado defensor?
– Nuestro abogado ha señalado que si podemos conversar con las damas, si hay que indemnizarlas en su pérdida de tiempo, médicos, por la agresión, indemnizar con dinero, con mucho esfuerzo estamos dispuestas a dárselo, siempre y cuando ellas nos entreguen una declaración notarial respecto a las agresiones con un fierro, porque nuestros hijos pueden ser condenados a diez años de cárcel y eso a nosotras nos está matando.
– ¿Sus hijos estaban en un centro de rehabilitación por adicción?
– Sí, mi hijo estuvo en varios centros ya, después llegamos al de acá en Putaendo, se metió en la droga y llegó donde no debería llegar y empezó a asaltar y a robar.
– ¿Es doloroso para una madre ver a su hijo en la cárcel?
– Nosotros somos muy moralistas, con mi esposo llevamos la palabra de Dios, somos católicos, esto nos ha dañado en nuestro entorno familiar, tengo tres hijos, él el único hombre, yo espero algo más para mi hijo, en verdad nos ha complicado, le pedimos perdón a Dios porque esto es un problema familiar.
– ¿Su hijo tiene antecedentes delictuales?
CAROLINA – No, él hace cuatro meses que se había metido en la droga, apenas nosotros supimos lo empezamos a tratar, llegando hasta el Hospital Psiquiátrico para desintoxicarlo, cuando esperamos la hora nos comunicamos con el Hogar Génesis en Putaendo y él estaba en ese centro, ellos salieron ese día para la casa de visita y al día siguiente al regreso los dejaron (un vecino) en San Felipe, Byron llevaba como un mes y medio en ese centro.
– ¿Su hijo recién cumplió los 18 años?
– Sí y que haya hecho eso, estamos todos como familia destrozados porque puede pasar diez años en la cárcel, nos tiene derrumbados, para nosotros no hubo Pascua y Año Nuevo, tengo una hija de 8 años que está mal por su hermano, es una pesadilla la que vivimos, yo le pregunto ahora a mi hijo: ¿por qué lo hiciste? Él me responde «no sé, no sé».
– ¿Ud. quiere ofrecer disculpas a las víctimas?
– Sí, mi hijo está arrepentido, quiero ofrecer mis disculpas a las víctimas por lo que pasó. Mi hijo antes nunca estuvo involucrado en nada.
– ¿Ustedes buscan lograr un acuerdo reparatorio con las agredidas?
– Si tuviéramos que reparar en dinero, aunque nos cueste, yo me pongo a vender papas fritas, sopaipillas, hacemos lota, con tal de llevarnos nuestros hijos a la casa, por favor se lo pido.
– ¿Ustedes están conscientes de la gravedad del delito cometido por sus hijos?
– Sí, por supuesto, estamos conscientes de ello, abogamos como madres al corazón de las víctimas, que se pongan la mano en el corazón, lo que estamos viviendo no se lo damos a nadie. Yo les pido disculpas porque no sé cómo mi hijo llegó a eso, yo soy mamá, es una pesadilla (…) sólo quiero llevarme a mi hijo (concluye la mujer estallando en llanto).
Pablo Salinas Saldías

Germán Bustos Sepúlveda y Byron Miranda Castro se encuentran actualmente como imputados en la cárcel de San Felipe por el delito de robo con intimidación.

Germán Bustos Sepúlveda y Byron Miranda Castro se encuentran actualmente como imputados en la cárcel de San Felipe por el delito de robo con intimidación.

Betsy y Carolina sufren el proceso de ver a sus hijos encerrados en la cárcel, pidiendo perdón a las víctimas por el daño causado.

Betsy y Carolina sufren el proceso de ver a sus hijos encerrados en la cárcel, pidiendo perdón a las víctimas por el daño causado.

http://www.eltrabajo.cl/2017/wp-content/uploads/2017/01/MADRES-IMPUTADOS.jpghttp://www.eltrabajo.cl/2017/wp-content/uploads/2017/01/MADRES-IMPUTADOS-150x150.jpgDiario El TrabajoPolicial
Imputados asistían a centro de rehabilitación por adicción a drogas: Actualmente Germán Bustos Sepúlveda y Byron Miranda Castro, se encuentran en la cárcel de San Felipe como imputados de un robo con intimidación ocurrido en noviembre de 2016. Sus progenitoras viven una pesadilla por el crimen cometido por sus...