Joven de 24 años muere electrocutado en vísperas de Año Nuevo

Héctor Raúl Calderón Lazcano falleció a la edad de 24 años en su domicilio, tras recibir una descarga eléctrica de una lavadora.

Héctor Raúl Calderón Lazcano falleció a la edad de 24 años en su domicilio, tras recibir una descarga eléctrica de una lavadora.

  • Descarga eléctrica de lavadora le arrebató la vida: Familiares hallaron el cuerpo sin vida en horas de la madrugada de este sábado, al interior de su domicilio en Fundo Las Tejas, en el sector Los Campos de Rinconada de Los Andes.

Alrededor de las 03:00 horas de la madrugada del pasado sábado 30 de diciembre, fue hallado sin vida un joven de 24 años de edad, identificado como Héctor Raúl Calderón Lazcano, quien sufrió una potente descarga eléctrica emanada de una lavadora instalada en su domicilio en Fundo Las Tejas en el sector Los Campos de Rinconada de Los Andes.

LAVADORA MORTAL
El jefe de la Brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones de Los Andes, comisario Gino Gutiérrez, informó a Diario El Trabajo que «el hallazgo del cuerpo lo realizaron sus familiares en el cuarto de lavado, a un costado de una lavadora marca Fensa, según nuestro perito electromecánico la lavadora está energizada a 220 V, entonces esta persona al estar con los pies mojados hizo contacto y puente, falleciendo de un shock eléctrico en el mismo lugar».
El cuerpo del malogrado joven fue remitido hasta el Servicio Médico Legal para la autopsia de rigor y posteriormente entregado a sus familiares. Héctor Calderón Lazcano era estudiante de Relaciones Públicas y funcionario hotelero, fue una persona conocida y destacada por su participación en el proyecto Casa Hogar, que acoge a niños y jóvenes en situación de vulnerabilidad ‘Walter Zielke’, en San Felipe, destacándose su compromiso hasta hace algunas semanas en la Casa Estudiantil en Valparaíso. Sus restos fueron despedidos a través de una Misa efectuada en Capilla de Los Campos de Rinconada, efectuándose posteriormente sus funerales durante la jornada de ayer lunes 1 de enero.
Pablo Salinas Saldías

7 Comments Already

  1. Esto ocurre ya sea porque la instalación a la cual está conectado el artefacto no tiene línea a tierra (el cable verde) o el enchufe original se cambió por uno de solo dos patas.
    La línea a tierra es vital como protección ante la condición de que se energice la carcaza de cualquier artefacto o equipo eléctrico ya que ofrece un camino de mucha menor resistencia al paso de la corriente que el cuerpo humano.

    • 👍 excelente comentario

    • Al igual que una protección diferencial inexistente

      • Cierto y eso es lo más moderno en protección. A propósito, recuerdo la muerte de un hombre en circunstancias de un paseo y el uso de un refrigerador para mantener fríos los refrescos. Esta persona se electrocutó al afirmarse en el artefacto en cuestión al ir a recoger una cosa que había caído debajo de este y aquí cabe otra reflexión: lo importante que es saber reanimar por medio del masaje externo al corazón combinado con la respiración artificial; esto porque lo más probable es que la persona no haya muerto del choque eléctrico y solo su corazón esté fibrilando, claro que lo primero es desconectar a la víctima asegurándose de no exponerse a un choque por estar esta todavía formando parte del circuito eléctrico

  2. se supiera la cantidad de personas que mata esta empresa fensa con sus maquinas mal construidas…

  3. lamentable tenia muchos proyecto en su futuro un muchacho muy respetuoso amable dios lo llamo del sufrimiento de este mundo un ejemplar joven .uuuffu sin palabras triste triste

Responder a Juan Martínez Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *