Mañana sábado se inicia el cierre de compuertas en el río Aconcagua

Gonzalo Peña, director regional de la DGA.

Gonzalo Peña, director regional de la DGA.

A las 8 de la mañana de este sábado 10 de febrero comenzará el cierre de compuertas de los canales de la cuenca del río Aconcagua, luego de que la Dirección General de Aguas del MOP resolviera y notificara a las respectivas Juntas de Vigilancia.
La medida “apunta al equilibrio hidrológico en la cuenca del río Aconcagua” y ordena que por un período de 36 horas semanales, se cierren las bocatomas, dando inicio a la medida el próximo sábado 10 de enero a partir de las 8 am, la que podrá implementarse hasta por un período máximo de 6 meses, acorde a la vigencia de los decretos de escasez para la zona.
Gonzalo Peña, director regional de la DGA, explicó que “esta resolución afectará a todos los derechos de aprovechamiento de aguas del río Aconcagua hasta que la autoridad competente señale que la condición hidrológica de la zona vuelve a ser favorable para todos los usuarios. Si bien el jefe de Fiscalización de la DGA regional tendrá la facultad para ejercer funciones y atribuciones establecidas en el Código de Aguas, esperamos que las Juntas de Vigilancia actúen responsablemente y respeten el horario establecido”.
La situación obedece a la resolución Nº 195 del 7 de febrero del año en curso, que establece que la Junta de Vigilancia de la Primera Sección del río Aconcagua deberá cumplir su turno los días sábado a partir de las 8 am hasta las 20 horas de los días domingo; mientras que la segunda sección deberá empezar los sábados a las 12 hasta las 24 horas del día posterior. Por su parte, la Tercera Sección del río Aconcagua deberá permitir el paso de caudal a la Cuarta Sección que sea equivalente al 10% de las aguas que entregan las secciones de aguas arriba.
“Funcionarios de la DGA, con el apoyo de la Seremía, nos dirigiremos a la zona de acuerdo al plan de trabajo previamente establecido para constatar lo ordenado en la resolución. En caso de incumplimiento, se deberá iniciar un procedimiento que dispone de multas en un rango de 10 a 500 UTM, establecido en la nueva ley 21.064 que modifica el Código de Aguas sobre información, fiscalización y sanciones, la que podría incrementarse hasta en un 75% por cometerse la eventual infracción en un territorio catalogado como zona de escasez”, indicó Andrés Quitral, Jefe de Fiscalización de la DGA, región de Valparaíso.
La intervención del río por parte de la DGA, se produce ya que existen tres decretos que declaran zona de escasez hídrica a 11 comunas de la región; por un período de 6 meses, y debido a que las Juntas de Vigilancia de la cuenca no acordaron redistribuir las aguas disponibles de las fuentes naturales en período de extraordinaria sequía, la DGA dictó una resolución que suspende atribuciones de las Juntas de Vigilancia involucradas y posteriormente ordenó el cierre de bocatomas, en pos de la sustentabilidad de la cuenca.
La medida adoptada corresponde a una solución histórica que se ha realizado para la gestión del río Aconcagua y que se ha acentuado del 2010 a la fecha.

Facebook Comments

No Comments Yet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *