Arenas contaminadas se quedarán finalmente en Viña del Mar

En estos terrenos de propiedad de la misma empresa ILS, en Viña del Mar, serán tratadas las polémicas arenas, en el mismo lugar de origen.

En estos terrenos de propiedad de la misma empresa ILS, en Viña del Mar, serán tratadas las polémicas arenas, en el mismo lugar de origen.

  • Empresa asegura que no las traerán a nuestra comuna:

Luego que en 2017 Inmobiliaria Las Salinas (ILS) tuviera que desistir de traer las polémicas arenas contaminadas a nuestra comuna para dejarlas en Vertedero La Hormiga a raíz de las protestas de los vecinos, este fin de semana se informó a nuestro medio que esta empresa presentó a la comunidad de Viña del Mar, Valparaíso y Concón, las bases del nuevo Estudio de Impacto Ambiental con el que busca concluir la última etapa del proceso de remediación del terreno viñamarino de 16 hectáreas que posee en la ciudad.
“Creemos firmemente que este proyecto saldrá adelante. Desde el año 2001 asumimos el compromiso de sanear este terreno e incorporarlo al desarrollo urbano de Viña del Mar”, destacó el gerente general de ILS, Arturo Natho.
El diseño es fruto de un trabajo de varios meses, proceso que contó con la participación activa de diversos especialistas de las principales universidades de la región, además del equipo ambiental de Las Salinas, quienes conformaron un comité científico.
Uno de los componentes más relevantes de este proyecto, es que será en base a un tratamiento de arenas mediante un sistema de biorremediación (con microorganismos) ‘on-site’, es decir, en el mismo sitio. Este sistema, no sólo se hace cargo de los impactos presentes, sino que también da la posibilidad de reutilizar las arenas como un recurso útil para la región (la arena es el segundo recurso más escaso en el mundo después del agua), y reduce drásticamente el transporte que se genera a partir del terreno.
Esta noticia deja entonces claro, que estos desechos contaminados no serán traídos al Valle de Aconcagua.
Al respecto, el gerente de Desarrollo de Las Salinas, Esteban Undurraga, agregó que “hemos trabajado todo el último tiempo para elaborar una alternativa que evite la transferencia de material e impactos en el transporte. La buena noticia es que el nuevo EIA plantea una solución técnica que significa tratar el terreno impactado ‘on-site’, es decir, aplicar un tratamiento en el mismo sitio a aquellos suelos que no cumplan con la norma, de tal manera que el proyecto de remediación se cierre dentro del terreno. Lo que queremos es que el terreno quede remediado sin moverlo del sitio”.
El EIA, que ingresará al sistema de evaluación entre los meses de septiembre y octubre, tendrá un costo entre 50 y 60 millones de dólares.
Cabe destacar, además, que este proyecto –que no tiene precedentes en el país– se llevará a cabo bajo la normativa italiana para la evaluación de riesgo, que es la más estricta del mundo.
“Como empresa, nuestro mayor interés es dar valor a la ciudad a través de una serie de proyectos que aporten directamente a ella, y queremos que este proceso de remediación sea un ejemplo de ello, ya que tenemos la convicción de la importancia de un desarrollo urbano sustentable que contribuya hacer a la calidad de vida de Viña del Mar”, Arturo Natho.

Gerente general de ILS, Arturo Natho.

Gerente general de ILS, Arturo Natho.

No Comments Yet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *