Presentan a concurso nacional bici-silla modificada en la Escuela Industrial

Andrés Vargas Munita, Director de la Escuela Industrial de San Felipe.

Andrés Vargas Munita, Director de la Escuela Industrial de San Felipe.

Contentos por el impacto que ha tenido la noticia relacionada con la construcción de una bici-silla están en la Escuela Industrial de San Felipe.
Así se desprende de las declaraciones vertidas a nuestro medio por parte del director del establecimiento, Andrés Vargas Munita, porque principalmente se ha transformado en una alegría para un niño y la noticia ha sido de conocimiento nacional, lo que lo ha llevado a presentar este proyecto a nivel país a SNA Educa, entidad sostenedora del establecimiento.
– Director, ¿cómo nace la idea de poder modificar esta bicicleta y transformarla en bici-silla, como se produce esta historia?
– Esta es una familia que lleva a su hijo Franco a la escuela Sagrado Corazón y la directora de la escuela les plantea la inquietud, el deseo que participen en una cicletada, y con esa pena de que sus niños no podían participar por el impedimento motor que tienen, ella misma, la directora, comenta que en la Escuela Industrial se hacen distintas iniciativas en un taller de construcciones metálicas, donde podríamos ver la posibilidad de unir la silla de ruedas a la bicicleta, entonces ella fue la que tomó contacto con nosotros y nos derivó al papá de Franco para venir a estudiar la situación aquí en concreto.
– ¿Ahí qué sucede?
– Nuestros profesores de Construcciones Metálicas y los maestros del taller recogen el guante, dicen: ‘Sí, esto es factible’; estudian ahí con un grupo de alumnos cómo hacerlo. Efectivamente había que hacerle modificaciones a la bicicleta, particularmente en el ángulo de inclinación del manubrio, o sea de la rueda delantera que tiene que quedar en noventa grados para que la silla no se levante al momento de virar, ya lo planificaron, lo fueron haciendo hasta que dieron con la solución; tenían unas piezas de bicicletas en desuso, entonces pudieron experimentar hasta dar con la buena fórmula.
– ¿Se demoraron mucho tiempo en modificar la bici-silla?
– Esto fue muy rápido, porque tenían ese desafío deportivo, entonces en el lapso de una semana salió el modelo.
– ¿Quiénes participaron en este trabajo?
– Específicamente los cerebros ahí, las manos inspiradas fueron los maestros Gabriel Castro y Augusto Pérez del taller de Construcciones Metálicas, asesorados o acompañados por los profesores de la especialidad y con algunos alumnos que aportaron bastante, porque hay unos ciclistas bien experimentados y ellos daban sus puntos de vista y metieron manos también.
– ¿Hay convenios para entregar más bici-sillas al colegio Sagrado Corazón y peticiones particulares?
– Sí, la Escuela Industrial tiene una asignatura que se llama emprendimiento, para nosotros el emprendimiento, la capacidad de crear de nuestros niños es muy importante desarrollarla, siempre lo hemos dicho, a nosotros no nos interesa formar manipuladores u operadores de maquinarias, nos interesa gente que vaya a aportar al mundo de la producción, a la industria; esas habilidades creativas hay que ir desarrollándolas de apoco, por eso cuando llega esta iniciativa, nosotros la transformamos en un proyecto de emprendimiento e incluso lo acabamos de presentar a un concurso de emprendimiento que se hace a nivel nacional en la corporación que es nuestra sostenedora (SNA Educa) y para eso me puse de acuerdo con la directora del colegio Sagrado Corazón y nos comprometimos a entregarle diez bici-sillas para que ellos tengan en el establecimiento y puedan ofrecerlas a sus apoderados.
– ¿Hay solicitudes de privados?
– Sí, efectivamente, ha sido muy bonito, hemos recibido tanto aportes como el Rotary Club de San Felipe que nos donó unas bicicletas que tenían ahí a disposición, también particulares, empresas que quieren auspiciar esta iniciativa y solicitudes de particulares que tienen la misma necesidad y que es muy bonito porque hay un drama detrás de esto, más allá del gusto o la satisfacción de un papá ayudarle a experimentar a un niño lo que es andar en bicicleta, es una cuestión de transporte, o sea movilizarse con un niño grande, adolescente, en el transporte público con estas limitaciones motrices es complejo, a veces nos contaba que los colectivos no les paran porque es todo un lío, entonces darle esta autonomía a la familia para que se movilice con su hijo es maravilloso.

Franco y su padre en la bici-silla que llegó a convertirse en noticia nacional.

Franco y su padre en la bici-silla que llegó a convertirse en noticia nacional.

Facebook Comments

2 Comments Already

  1. Estas noticias positivas dan esperanza, no las noticias relacionadas con los políticos corruptos que hay en el País, de cualquier ideología, pasan peleando y no solucionan los problemas sociales, en cambio en una semana la Escuela Industrial crea esta silla que dará alegría a varias familias, felicitaciones

  2. Esto si merece ser comentado y reconocido a nivel municipal y nacional!! Estas cosas son aportes, deberíamos tener solo noticias de este tipo. Me sumo a las FELICITACIONES DE MIGUEL!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *