Hermosina Lazcano Henríquez, presidenta, y los directivos José y Víctor Herrera, así como Fernando Puebla, ambientalista aconcagüino, visitaron Diario El Trabajo para denunciar su malestar.

Hermosina Lazcano Henríquez, presidenta, y los directivos José y Víctor Herrera, así como Fernando Puebla, ambientalista aconcagüino, visitaron Diario El Trabajo para denunciar su malestar.

Buscando ser escuchados por nuestros lectores y también por las autoridades a las que corresponda dar respuesta a sus quejas, se acercaron a las oficinas de Diario El Trabajo varios dirigentes de la Junta de Vecinos Nº11 de El Tártaro, Putaendo, para exponer una situación que a su parecer les representa un problema de larga data.
Esta unidad vecinal existe desde 1982, y son 60 familias aproximadamente las que representa, en este caso, a unas 500 personas. Según estos directivos vecinales, ellos se sienten en peligro desde hace años, pues varias empresas mineras están haciendo mediciones y sondeos en los terrenos a fin de instalarse operativamente en ese sector cordillerano.

ELLA AL FRENTE
«Son cerca de 39.000 hectáreas las que la empresa ganadera Tongoy ha ido arrendando a distintas empresas mineras, más de diez entre ellas, las que en su mayoría ya están haciendo sondajes en la zona para instalarse en las cercanías del Río Rocín, de Putaendo. Varias mineras. Lo que en esencia queremos es que estas empresas mineras abandonen definitivamente nuestra cordillera y pueblos aledaños, porque realmente la minería a cielo abierto es de las más contaminantes del mundo, y aquí el agua es lo que está en juego, es nuestra vida», comentó la presidenta vecinal, Hermosina Lazcano Henríquez.
Un detalle curioso de esta denuncia, es que la dirigenta asegura que la autoridad comunal, en este caso el alcalde de Putaendo, Guillermo Reyes, no está comprometido con el problema, en circunstancias que es de público conocimiento la larga lista de actividades que esa autoridad ha realizado en contra de la gran minería, reuniéndose con parlamentarios, realizando un catastro de los glaciares de roca en la alta cordillera, instalando muestras informativas, llamando a la comunidad a unirse contra la gran minería, definiendo a Putaendo como una comuna orientada al desarrollo turístico y agrícola, no compatible con la actividad minera, por lo cual resultan sorprendentes las declaraciones de la mujer, quien señaló que «desde el año 2005 venimos exponiendo este problema, en cuanto a nuestro alcalde Guillermo Reyes, él no se ha comprometido con el tema que nos afecta, las charlas y mesas de trabajo que él y su equipo han hecho, sólo quedan en el papel, así enfrían este tema para que las minera se instalen y hagan su trabajo sin alguna fiscalización», dijo Lazcano.
Por su parte Fernando Puebla, expresidente y ambientalista de la junta, explicó que «durante nuestra gestión de ya varios años exigiendo apoyo en este problema, logramos que tres funcionarios de la Contraloría General de la República nos visitaron para inspeccionar la zona, también fuimos al Congreso y dejamos una carta de protesta, o sea, hemos denunciado en la Olca (Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales), tanta es nuestra urgencia de que estas mineras se retiren, que hasta en la OEA logramos generar un Rol de Causa, o sea, que ganas y disposición de luchar por nuestro bienestar y medioambiente es lo que nos sobra, lo que falta es que nuestras autoridades nos apoyen, todos los putaendinos tienen que despertar y pronunciarse ante este problema, a la junta de vigilancia del rio Putaendo, la que no ha tenido un compromiso serio con toda la comunidad yo les solicito ser más cercana a nosotros los vecinos, pues nunca lo han hecho», afirmó el ambientalista.

Fernando Puebla, expresidente y ambientalista de la junta.

Fernando Puebla, expresidente y ambientalista de la junta.

Hermosina Lazcano Henríquez, presidenta de la Junta de Vecinos Nº11 de El Tártaro, Putaendo.

http://www.eltrabajo.cl/2017/wp-content/uploads/2018/05/Mineras1.jpghttp://www.eltrabajo.cl/2017/wp-content/uploads/2018/05/Mineras1-150x150.jpgDiario El TrabajoComunidad
Buscando ser escuchados por nuestros lectores y también por las autoridades a las que corresponda dar respuesta a sus quejas, se acercaron a las oficinas de Diario El Trabajo varios dirigentes de la Junta de Vecinos Nº11 de El Tártaro, Putaendo, para exponer una situación que a su parecer...