Hege Therese Rangvaldsen, madre europea que solicita al Tribunal de Familia un cambio de Familia Cuidadora para poder acceder a su hijo.

Hege Therese Rangvaldsen, madre europea que solicita al Tribunal de Familia un cambio de Familia Cuidadora para poder acceder a su hijo.

Le quitaron a su hijo para dejarlo en casa de su excuñado:

  • Programa FAE asegura que ‘no tiene por qué responder a Diario El Trabajo, y sólo rinde cuentas a sus superiores’. El menor y su madre son noruegos, situación que podría gatillar incidente internacional si embajada europea interviene.

Imaginemos que una joven madre noruega deje, por las razones que sea, su país para venir a Chile a buscar la felicidad y formar un hogar; imaginemos luego que las cosas no salen bien, ya está en otro país, no se rinde, busca rehacer su vida para encontrar ese derecho humano: La Felicidad.
Dicho esto, para entrar en esa ‘Dimensión Desconocida’, imaginemos también, por absurdo que pueda parecer, que ella llega a separarse en malos términos de su última pareja, y tras eso, en esa ruptura pierde a uno de sus hijos, un niño nacido en Noruega como ella. Por razones determinadas, justificadas o no, pierde la tutela de su hijo; imaginemos para agravar esta historia, que un Juez de Familia y un equipo de psicólogos del Programa de Familia de Acogida Especializada (FAE) de San Felipe, determinaron que dejar a ese menor europeo bajo la tutela de familiares directos del Ex de la chica, es la mejor opción para hacerse cargo del menor.
Es aquí donde la noruega Hege Therese Rangvaldsen, luego que presuntamente recibiera amenazas de muerte y humillaciones para que no se acerque a la casa de acogida donde está su hijo, y luego también de solicitar en varias ocasiones al equipo técnico a cargo del proceso del niño, que por favor le asignen a otra familia de acogida en donde sí le permitan tener las visitas a su hijo, y tras no recibir respuesta a tal pedido, decidió buscar voz en Diario El Trabajo, argumentando que ella tiene trabajo, ama a sus hijos, pero que no comprende por qué el juez de Familia no asigna a otra familia cuidadora, en lugar de una familia a la que su Ex tiene acceso total.
«Quiero recuperar a mi hijo, quiero que vuelva conmigo, o bien quiero que él pueda estar en casa de una cuidadora con la que yo pueda acceder a mi hijo cuando sean las citas que el Juzgado me asigne, actualmente mi hijo está en casa de un hermano de mi expololo y no puedo siquiera tener una colación con mi hijo, creo que es un daño que me quieren hacer porque yo dejé a su hermano, fui para hablar con los psicólogos de la FAE pero me dicen que tienen que trabajar con el niño, ya han pasado cuatro meses y nada ha pasado, el Tribunal determinó que yo tengo que mantener mi visita a mi hijo, pero la familia de mi Ex, la cuidadora, no me permiten hacerlo (…) mi hijo cuando puede, en la escuela logra que algún compañero le ayude a hablar conmigo, él me pide que lo visite, que me quiere mucho, pero que no revelen que habló conmigo, ¿cómo a un niño se le puede prohibir que hable con su madre?, recibo llamadas donde mi ex me amenaza para que no llegue yo a visitar a mi hijo (en Diario El Trabajo tenemos los audios)», comentó la joven Hege Therese.

CUIDADOR RESPONDE
Diario El Trabajo pudo hablar con el padre cuidador, empresario sanfelipeño que tiene a su cargo al menor europeo. El hombre reconoce e identifica positivamente la voz y amenazas de muerte escritas por su hermano hacia la madre extranjera, pero argumenta también que su hermano sólo lo hizo por rabia y que eso es parte del pasado.
«Mi hermano anduvo con esta dama, él le crió sus tres hijos durante algún tiempo, la alimentó, le dio trabajo, se le dio ayuda y cuidó a sus tres hijos, esto es un tema de que mi hermano se encontró con una mujer bella y se enamoró (…) cuando ella amenazó con dejarlo, es cierto, él la amenazó, estaba muy molesto, con rabia, pero hace más de siete meses que él está trabajando en San Antonio y no hay alguna denuncia similar o de maltrato, él viene solamente a mi casa cuando le toca venirse a San Felipe (…) en cuanto a que mi hermano tenga acceso a mi casa, donde está el niño, sí, él tiene acceso a mi casa porque trabaja en mi empresa, si él es mi hermano claro que tiene acceso, en cuanto a la madre del niño, ella no tiene acceso a mi casa para ver su niño, si desea tener visita, debe ser en las oficinas del FAE, en San Felipe, visitas supervisadas por trabajadores sociales», dijo el empresario y cuidador del niño.

ASÍ RESPONDE FAE
Nuestro medio buscó respuestas en la oficina FAE Aconcagua, aquí en San Felipe, una vez que tomaron conocimiento de nuestra solicitud a responder a la pregunta ¿Por qué un juez de Familia, y por qué un equipo de psicólogos determinaron que este niño está bajo la influencia territorial de el excónyuge de la madre del niño y no bajo el abrigo de una familia cuidadora neutral?, ante esta y otras preguntas que hizo Diario El Trabajo, la respuesta fue ésta: «Nosotros no tenemos por qué responder a ningún Diario, sólo rendimos cuenta al Tribunal y al Sename».

SENAME RESPONDE
También Diario El Trabajo solicitó respuestas a la Dirección Regional de Valparaíso del Sename, desde donde se nos informó que: «Para ser familia de acogida no es necesario tener un vínculo consanguíneo con el niño que está bajo su cuidado. Son los Tribunales de Familia los que determinan las medidas de protección en este tipo de casos, y el que estableció en la última audiencia es que debe existir un régimen de visitas».

LA RESOLUCIÓN
Es también importante señalar a nuestros lectores y a toda la opinión pública, que estos audios, amenazas y otros datos sensibles en torno a esta historia, es de pleno conocimiento del Tribunal de Familia de San Felipe, pero aún así y de acuerdo a la Resolución del 13 de agosto pasado de este ente judicial dictó lo siguiente:
«Que se mantiene la medida de protección de ingreso del niño (…) ya individualizado, en el programa de Familias de Acogida Especializada (…) que se mantiene el régimen comunicacional entre el niño (…) y su madre Hege Therese Rangvaldsen, aprobado en audiencia celebrada con fecha 11 de junio de 2018 (medida que la familia de acogida no estaría cumpliendo, según lo reclama la madre)».

TRISTE EPÍLOGO
Finalmente y entendiendo que no contamos con todos los elementos de juicio de esta historia en virtud del hermetismo de las autoridades a cargo, como medio de comunicación consideramos que, a lo menos, existen dudas razonables para pensar que los derechos del niño pudieran estar siendo vulnerados por las entidades llamadas precisamente a velar por su cuidado, ya que el menor tiene derecho a mantener el vínculo con su madre, lo que no se estaría respetando; que por lo demás el menor es un ciudadano noruego residente en Chile, cuyos derechos podrían estar siendo vulnerados con la complicidad -por error u omisión- de organismos del Estado de Chile; y por último, que personal del FAE se atribuya una condición única en el mundo al considerarse libre del escrutinio público. Nuestro medio dará seguimiento a esta historia, la cual esperamos tenga un final positivo atendido el interés superior del niño.
Roberto González Short

FAE EN SILENCIO.- Diario El Trabajo buscó respuestas en la oficina del FAE Aconcagua, pero la respuesta fue más que tajante: «Nosotros no tenemos por qué responder a ningún Diario, sólo rendimos cuenta al Tribunal y al Sename».

FAE EN SILENCIO.- Diario El Trabajo buscó respuestas en la oficina del FAE Aconcagua, pero la respuesta fue más que tajante: «Nosotros no tenemos por qué responder a ningún Diario, sólo rendimos cuenta al Tribunal y al Sename».

http://www.eltrabajo.cl/2017/wp-content/uploads/2018/08/Noruega_Hege-Therese-Rangvaldsen1.jpghttp://www.eltrabajo.cl/2017/wp-content/uploads/2018/08/Noruega_Hege-Therese-Rangvaldsen1-150x150.jpgDiario El TrabajoComunidad
Le quitaron a su hijo para dejarlo en casa de su excuñado: Programa FAE asegura que ‘no tiene por qué responder a Diario El Trabajo, y sólo rinde cuentas a sus superiores’. El menor y su madre son noruegos, situación que podría gatillar incidente internacional si embajada europea interviene....