Dueño de empresa de radiotaxis cree que supuesto ataque a Uber es montaje

Ricardo Gómez, dueño de la empresa de radio taxis Aconcagua, nos muestra la noticia en Diario El Trabajo.

Ricardo Gómez, dueño de la empresa de radio taxis Aconcagua, nos muestra la noticia en Diario El Trabajo.

  • Piden a pasajera que haga la denuncia formal para saber quiénes fueron los presuntos responsables y no involucrar a todas las empresas.

Siguen los coletazos del incidente donde se habría visto involucrado un conductor de Uber, esto porque Ricardo Gómez, dueño de la empresa de radiotaxis Aconcagua, le pide públicamente a la pasajera del taxi Uber que según ella fue atacada por unos taxis piratas, que clarifique el hecho y para ello le solicita encarecidamente que haga la denuncia, para de esta manera poder identificar a los responsables del hecho, porque de lo contario se trataría de un montaje que está perjudicando a todos porque están siendo metidas en el mismo ‘saco’ todas las empresas del rubro.
El ataque a Uber se habría producido la semana pasada (la noche del miércoles para jueves), cuando la mujer asegura tomó el servicio en Villa El Esplendor y cuando llegaban a la intersección de Santo Domingo con Yungay, sorpresivamente fueron atacados por unos autos que los salieron persiguiendo, debiendo buscar refugio en el estacionamiento de Carabineros frente a la Segunda Comisaría.
El empresario dijo que «lo que yo necesito es que esta persona que hizo la denuncia, que la haga formalmente, es decir que identifique de qué empresa eran los radiotaxis que la atacaron, porque al final todas las empresas están siendo culpables, eso no debe ser así», señala Gómez
– ¿Ese es el llamado que le hacen ustedes a esta persona?
– Lógico, todos tienen derecho a trabajar, pero también tienen que ser leales, porque al final lo que aparece es que la noticia que se está dando en la radio como en la prensa, si usted la analiza bien, tiene aspecto de haber sido un montaje, porque si a mí alguien me ataca, lo primero que yo trato de verificar es la patente, hacer la denuncia en Carabineros como corresponde, porque no voy a dejar que alguien me siga cuadras, sobre todo amenazándome con armas y todo lo demás, entonces lo que yo le pido es que si ella tiene identificado a esos radiotaxis, que lo haga formalmente para buscar a los responsables del hecho.
– En todo caso ustedes no comparten lo sucedido a la joven.
– No, de ninguna manera, porque no se puede. Nosotros hemos trabajado toda la vida con piratas (enfrentados), si usted va a la Kamikaze está plagado, en supermercado A Cuenta también hay piratas, si va a la Scalibur también; nosotros no nos llevamos mal con ellos, simplemente lo que yo necesito es que transparenten quienes fueron los culpables de esta supuesta agresión.
– Conversando entre ustedes, ¿qué se comenta de este hecho, se sabe algo, tienen alguna información?
-Yo hasta el momento lo supe por la prensa y nada más, porque nadie más ha hecho comentarios… nadie más sabe de esto, no hay comentarios de ninguna otra empresa o persona… no hay ningún comentario.
– ¿No le ha llegado alguna información de taxis piratas en cuanto a que ellos manejen algún dato?
– No, nada, no ha llegado ninguna información sobre eso.
– Ahora cuando usted utiliza la palabra ‘montaje’, ¿a qué se refiere, a que debiera haber hecho la denuncia?
– Lo primero que se hace, como en todas partes. Ahora es común usar el celular, si el auto va al lado y se detuvo, vieron a la persona, tienen que haber visto la patente. Ahora en Carabineros se tiene que hacer la denuncia, dejar constancia que fueron atacados por alguien, y ahí como dice que le dijeron a los supuestos atacantes que eran amigos en Carabineros, podrían haber dicho lo mismo, pero haber hecho la denuncia y quien fue el agresor.
– Derechamente ¿ustedes tienen dudas sobre esta situación vivida por la joven?
– Lógico, porque no hay nada claro, si a mí alguien me ataca, no tengo por qué temer de acusar a una persona.
En el caso de su empresa reconoce que cuenta con un taxi pirata que trabaja durante la noche.

Facebook Comments