Vecina se desprendió de sus peluches y los regaló a sus vecinos

UNA ESPECIAL NAVIDAD.- A recibir su peluche llegaron vecinos de poblaciones como Juan Pablo II, El Totoral, Los Graneros, Población San Felipe y la misma Población Aconcagua.

UNA ESPECIAL NAVIDAD.- A recibir su peluche llegaron vecinos de poblaciones como Juan Pablo II, El Totoral, Los Graneros, Población San Felipe y la misma Población Aconcagua.

Llegaron niños de varias poblaciones de nuestra comuna:

Un tierno y altruista acto de desprendimiento de una joven vecina de Población Aconcagua es el que hizo María Alejandra Valdés Crocco, de 29 años de edad, y que tocó las vidas de más de 120 personas de San Felipe, luego que ella anunciara en Redes Sociales que el sábado procedería a regalar todos sus peluches, juguetes y adornos personales que a lo largo de su vida fue coleccionando.
«Muy contenta, me resultó muy bien esta campaña, me pareció que si yo tengo tantos peluches y de los que ya he disfrutado por tanto tiempo, era mejor también que los compartiera, hay niños y vecinos a los que les hará feliz, también mis amigos y familiares colocaron carteles en el barrio, llegó mucha gente, de todas las edades, niños chicos, sus mamás, papás con sus hijos, me sentí muy emocionada de vivir esta experiencia, esta es la primera vez que hago esto», comentó a Diario El Trabajo María Alejandra.
Esta experiencia nos permite valorar el poder del amor, ver cómo el sólo acto de compartir convocó a vecinos de varias poblaciones aledañas para recibir estos obsequios, verdaderamente que es digno de imitarse. En Diario El Trabajo hoy felicitamos públicamente a nuestra especial amiga, María Alejandra Valdés, por mostrarnos también cuál es la actitud y el camino a seguir.
Roberto González Short
Fotos: José Fernández

REGALÓ SUS PELUCHES.- Aquí tenemos a María Alejandra, posando para nuestras cámaras minutos antes de empezar a regalarlos en el jardín de su casa.

REGALÓ SUS PELUCHES.- Aquí tenemos a María Alejandra, posando para nuestras cámaras minutos antes de empezar a regalarlos en el jardín de su casa.

LOS GRANDES TAMBIÉN.- Ella también llegó por su peluche.

LOS GRANDES TAMBIÉN.- Ella también llegó por su peluche.

No Comments Yet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *