Voluntarios en plena faena de control de incendio.

Por segunda vez en dos días vuelve a arder el sector poniente de San Felipe

Policial
Voluntarios al momento de tener prácticamente controlado el incendio, procede al remojo del lugar para de esta manera evitar rebrotes.
Voluntarios al momento de tener prácticamente controlado el incendio, procede al remojo del lugar para de esta manera evitar rebrotes.

Dos incendios intencionales de pastizales:

  • Vecinos de villas Juan Pablo II y El Totoral son las principales víctimas de la irracionalidad de quienes se sienten por sobre la ley.

Nuevamente volvió a arder el sector poniente de San Felipe. Decimos esto porque el miércoles, casi a la misma hora, dos de la tarde, se produjo un incendio de pastizales que provocó conmoción entre los vecinos por el peligro que revestía el siniestro.
Según el Comandante Juan Carlos Herrera, el miércoles fueron alrededor de cuatro mil metros de pastizales que se consumieron, lo que incluso obligó a evacuar el jardín El Rincón de los Angelitos que se ubica al final de la Villa Juan Pablo Segundo.
El oficial fue tajante en decir que estos incendios son intencionales, ignorando por completo el riesgo en que ponen a la comunidad.
En esta ocasión el incendio se produjo en un terreno que está ubicado al final de Villa El Totoral y aledaño a la Villa Juan Pablo Segundo.
Bomberos de varias compañías debieron trabajar arduamente para poder controlar el incendio, porque el cambio en la dirección del viento les complicaba más la labor.
Se pudo apreciar dueñas de casa de la Villa Juan Pablo Segundo mojando el pasto alrededor de sus viviendas para de esa forma evitar que el fuego les afectara, algo que finalmente no ocurrió. Sin embargo por momentos el viento cambiaba de dirección, haciendo que el fuego avanzara hacia las casas de la Villa Juan Pablo Segundo; sin embargo gracias al arduo trabajo de Bomberos se pudo evitar.
Luego de controlado el incendio, los voluntarios de las distintas compañías que llegaron al lugar procedieron a remojar el terreno para de esa manera evitar rebrotes. Esto porque en el incendio del miércoles hubo algunos rebrotes que obligaron a bomberos a volver al lugar.
Al respecto el Comandante Juan Carlos Herrera Lillo reconoció que este incendio de pastizales nuevamente fue intencional: “Una vez más intencional, afortunadamente el movimiento de maquinaria para evitar que las casas se quemaran, porque se estuvo al borde de esa situación, fue un trabajo rápido de bomberos que movió las siete compañías, se pidió apoyo a Santa María, Rinconada, Panquehue, Putaendo y a Los Andes, para evitar que el fuego se propagara. Hubo un voluntario herido en su mano cuando fue a tomar su radio que se quemó”, indicó Herrera.
Reiteramos que el trabajo de bomberos fue primordial porque el viento al cambiar de dirección constantemente, hacía complejo el actuar de los voluntarios, entre ellos varias mujeres que acudieron a esta emergencia.

Un voluntario entre el humo traslada material para seguir combatiendo el incendio.
Un voluntario entre el humo traslada material para seguir combatiendo el incendio.
Voluntarios en plena faena de control de incendio.
Voluntarios en plena faena de control de incendio.
El Comandante Juan Carlos Herrera Lillo, de casco blanco, impartiendo instrucciones a los voluntarios.
El Comandante Juan Carlos Herrera Lillo, de casco blanco, impartiendo instrucciones a los voluntarios.
Voluntarios trabajando para evitar que el incendio llegase a las viviendas que comprenden Villa Juan Pablo Segundo.
Voluntarios trabajando para evitar que el incendio llegase a las viviendas que comprenden Villa Juan Pablo Segundo.
Voluntarios trabajando arduamente para combatir el incendio.
Voluntarios trabajando arduamente para combatir el incendio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *