This movie requires Flash Player 9


This movie requires Flash Player 9


Acompáñanos en Twitter


  • Delincuente recibe paliza de su vida en la calle
  • Conductores sorprendidos con licencia de conducir vencida
  • Diez clubes aconcagüinos sortean con éxito la primera fase de la Copa de Campeones
  • Nuevamente se rompe matriz de agua potable en Calle Juan Rozas
  • Distinguen los seis mejores puntajes del Preuniversitario Paul Harris
  • Se cerró temporada de verano de hidro gimnasia 2015
Policial

Le prendió vela a ‘San Expedito’ y perdieron todo tras incendio de su casa

Roberto González Short – rgonzalez@eltrabajo.cl

Haberle prendido una vela a su Santo preferido, ‘San Expedito’, para que éste le ayudara con sus problemas de salud, le costó a María Angélica Basualdo, de 60 años, y a su cónyuge Sergio Hernán Nieto, todos los bienes materiales que poseían en esta tierra. El lamentable hecho ocurrió al filo de las 9:30 horas de este miércoles en el sector de Pozas de Parrasía.

Mientras la abuela dejó la vela encendida para ir a dar de comer a sus gallinas, el fuego hizo de las suyas y se alimentó con todo lo que fuera inflamable al interior de la vivienda.

Juan Carlos Herrera, Comandante de Bomberos de San Felipe, entregó su Reporte a Diario El Trabajo.

“Acudimos carros de la Segunda y Tercera Compañía al lugar, encontramos un incendio declarado de una vivienda de material ligero, combatimos arduo en lo que es la propagación, pues es una zona en la que hay mucha maleza con riesgo de prender fuego”, explicó Herrera.

“TODO, TODO LO PERDIMOS”

“Como a las nueve y veinte de la mañana, yo le puse una vela a San Expedito para que mejorara mi salud y me fui a atender mis gallinas, yo creo que se dobló la vela y de esa forma se incendió toda mi casa”, detalló a Diario El Trabajo, María Angélica Basualdo Vásquez.

“Todo, todo lo perdimos, hasta una lavadora nueva que compramos hace unos días, una ‘tele’ y ropita que mi padre me había regalado. Quiero pedir ayuda a los concejales, que nos ayuden con ropa y alimentos por favor”, dijo la abuela entre lágrimas.

‘El Hombre de la casa’, Sergio Hernán Nieto, lamentó no ser más joven para poder empezar de nuevo con la valentía de los años mozos.

“Somos personas sufridas, ya no estamos jóvenes como antes, cuando le íbamos a todas, aquí no hay agua, no hay luz ni nada; yo tengo problemas con una de mis manos que casi ya no me funciona, vivo de una pequeña pensión de invalidez y me dedico a cuidar cerdos; no se gana mucho en eso, pero me mantengo ocupado”, lamentó Nieto.

REACCIÓN INMEDIATA

Minutos después de controlado el fuego, la reacción del Municipio fue inmediata. El Alcalde Jaime Amar, quien se encontraba en una celebración deportiva, tuvo que suspender su agenda para atender personalmente a estos abuelos que ayer lo perdieron todo.

“Aquí se activa todo el Plan de Emergencias que tiene el Municipio a través de la Dipma, en donde estamos ya coordinando una media agua provisional, mientras se instala una vivienda más permanente que la Gobernación estará facilitando en los siguientes días. Estamos suministrando colchonetas, frazadas, utensilios de cocina y algunos paquetes de alimentos”, informó el Alcalde Amar.

Por su parte el Concejal Juan Manuel Millanao ofreció dos camas nuevas para que los abuelos puedan pernoctar de ahora en adelante en ellas.

“Estábamos realizando una ceremonia de deportes y cuando nos enteramos de este siniestro, nos vinimos para atenderlo, inmediatamente le he ofrecido a esta familia, suministrarles dos camas completas para que hoy mismo puedan ya usarlas”, dijo Millanao.

La Gobernadora Patricia Boffa también llegó al lugar siniestrado y ofreció su apoyo para estos ancianos.

“Aunque el Municipio es quien da la primera ayuda en casos como éste, la Gobernación está también gestionando una media agua que llegará a fines de semana, estamos desde ya coordinando la entrega de mercadería para que esta familia no pase frío”, informó Boffa.

Si usted quiere y puede ayudar a estos abuelos, puede llamar al Fono: 6647 4775, directamente con Sergio Hernán Nieto.