Empresario que donó centenario vagón de tren lamenta pérdidas tras sufrir quinto robo

Hace poco más de un año, Luis trajo hasta Putaendo un vagón presidencial del ferrocarril trasandino que hacía el recorrido Santiago – Buenos Aires en 1910.

Hace poco más de un año, Luis trajo hasta Putaendo un vagón presidencial del ferrocarril trasandino que hacía el recorrido Santiago – Buenos Aires en 1910.

  • Hace poco más de un año Luis Alberto Andrade trajo hasta Putaendo un vagón presidencial del ferrocarril trasandino que hacía el recorrido Santiago – Buenos Aires en 1910.

Desanimado se encuentra el empresario Luis Alberto Andrade, quien con la esperanza de abrir una cafetería en la avenida Alejandrina Carvajal, a un costado del Parque Puente Cimbra, trajera un centenario vagón de tren, que se ha convertido en todo un atractivo. Sin embargo, cinco robos e innumerables daños hacen que dude de la continuidad del proyecto en Putaendo.
Andrade recibió a nuestro medio, la mañana de este martes en el vagón que trajo desde Los Andes hasta Putaendo hace poco más de un año, y que paulatinamente ha ido restaurando mediante una importante inversión, la que se ha visto mermada debido a daños, rayados, robo de herramientas y elementos propios del transporte.
Sin ir más lejos, esta semana sufrió el robo de $500.000 en herramientas, mesas y asientos, mientras que otros fueron destruidos. El ilícito fue perpetrado por menores de edad, razón por la cual fueron dejados en libertad.

“HE PERDIDO LA CONFIANZA EN INVERTIR”
El empresario, en parte de la conversación, expresó que llegó hasta Putaendo con el entusiasmo de transformar este centenario vagón presidencial en un café o en un restaurante. “Lo que resulte más rentable, pero con todo esto que ha pasado, donde ya van cinco robos, he perdido la confianza de seguir invirtiendo” sostuvo.
Luis Alberto Andrade, indicó que sumado a los trámites administrativos para poner en funcionamiento su emprendimiento, se suman los rayados, robos y destrozos que son cometidos principalmente durante la noche, lo que ha generado que no pueda seguir inyectando recursos en la restauración completa del imponente vagón.
“Para traerlo desde Los Andes hasta Putaendo, tuve que hacer un gasto importante. He invertido mucho dinero en restaurarlo y convertirlo en algo bonito, un café o un restaurante, lo que mejor se dé, pero estos robos y la poca seguridad que hay me desmotivan a seguir invirtiendo, y si esto continúa incluso estoy pensando en llevármelo de aquí. Me va a significar otro gasto, pero quiero que esté seguro en un lugar donde la gente pueda disfrutarlo y donde sepa que va a estar en buenas condiciones. Es triste ver cómo la gente viene a destruir este parque maravilloso que tiene Putaendo en vez de aprovecharlo” expresó.
Frente a esta seguidilla de robos, el empresario pidió a la Municipalidad de Putaendo que haga un esfuerzo en aumentar la seguridad en el Parque Puente Cimbra, “porque la gente incluso viene mucho en la noche a pasear, pero se quedan en la vereda cuando ven que más allá hay gente tomando” concluyó.
Patricio Gallardo

El empresario ha tenido que sortear cinco robos e innumerables daños al vagón donde pretendía establecer una cafetería en la avenida Alejandrina Carvajal, por lo cual le hacen dudar de la continuidad del proyecto en Putaendo.

El empresario ha tenido que sortear cinco robos e innumerables daños al vagón donde pretendía establecer una cafetería en la avenida Alejandrina Carvajal, por lo cual le hacen dudar de la continuidad del proyecto en Putaendo.

5 Comments Already

  1. Qué lástima, la marginalidad cómo ha destruido el parque.
    ¿Qué pasa?, ¿dónde está la inversión social y seguridad para prevenir?
    ¿Qué pasa con los vecinos, que no se organizan para quitarle los espacios a los vándalos?
    Fue el otro día con mi familia y a un para de metros unos jóvenes consumiendo alcohol.
    Despierta Putaendo.

  2. Q lastima q la gente no valore nada que putaendo tiene tanta historia pero a nadien le importa q pena da

  3. Hay que correrle bala a estos hijos de puta y matarlos nomas, lamentablemente no hay otra solución.

  4. Junto a mi señora estábamos felices al ver ese vagón que le daba otro toque a nuestro querido putaendo.
    Agradecemos el riesgo asumido a Don Luis y lamentamos que existan pelotudos que no aprecian el esfuerzo ni las ganas de ver bonito nuestro entorno.
    Hoy vimos con tristeza que el vagón no estaba.
    Gracias por el intento Don Luis.
    Tenemos lindas fotos en ese lugar.

    Esperemos que no sigan estos delincuentes con lo que queda.

    Lamentable….

Agregar un comentario