ACTUALIDAD

  • Niño de 10 años recibirá avanzado tratamiento para curar rara enfermedad
  • Quedó ciega, sorda y muda; luchó y en un año termina su carrera profesional
  • Selección de Catemu va por la gloria en Regional de Honor del fútbol aficionado
  • Con premiación y cena de gala Juventud La Troya celebró sus 60 años de existencia
  • Condenan a conductor ebrio que además circulaba con un revólver
  • Regantes esperan poder construir pozos en acuífero bajo puente El Rey

Comunidad

Madre de Guido Cabello: «Aunque le den cien o mil años no van a devolverle la vida a mi hijo»

Entrevista Exclusiva con la  mamá del joven asesinado:

  • Cynthia López se sinceró con Diario El Trabajo tras concluir el juicio de su hijo Guido, quien fue asesinado hace un año en pleno centro de San Felipe.

Ayer domingo 16 de junio se cumplió exactamente un año desde que Guido Andrés Cabello López fuera brutalmente asesinado en Calle Prat de San Felipe, cuyo crimen aún mantiene a su madre en el más profundo dolor de haber perdido a su único hijo de 17 años de edad, atravesando una aguda depresión.
Cynthia López Beltrán abrió su corazón con Diario El Trabajo a través de esta entrevista en exclusiva, que se entendió por más de una hora, la que resumiremos, expresando sus sentimientos tras conocer la sentencia del enjuiciado Walter Campos Villalobos, quien fue condenado a 10 años de prisión como autor de este brutal crimen, (ver nota aparte).
La madre del fallecido revela cómo ha sido sobrellevar este calvario por la ausencia de su hijo, sus deseos de participar activamente en alguna fundación en ayuda de adolescentes con problemas de drogadicción y cómo cada día mira las paredes de su casa tapizadas con fotografías de Guido, un altar y hasta un tatuaje en su mano con su nombre para honrar su memoria.
Cynthia nos cuenta que Guido fue un niño de buenos sentimientos, muy amistoso y preocupado por el prójimo, regalando muchas veces de su propio vestuario y calzado a quienes decían ser sus amigos, incluso alimentos a quien se lo pidiera. Sin embargo, su acercamiento con el consumo a la marihuana y su adicción finalmente atrajo una triste tragedia irremediable.
– ¿Está conforme con la condena al homicida de su hijo?
– Mira, nunca voy a estar conforme, porque aunque le den 100 o 1.000 años no van a devolverle la vida a mi hijo, así que nunca voy estar conforme, independiente que este joven se llame Pepito, Juanito, no me interesa el nombre, sino el hecho y que esto nunca más vuelva a ocurrir, nunca más, porque hay muchos ‘Guidos’, porque mi hijo no era de ese mundo, a ellos nunca les va a pasar nada, porque ellos nacieron en la droga, en el alcohol y en hogares disfuncionales, pero él confió, pensó que eran sus amigos y no eran amigos, ninguno, entre todos los traicionaron, lo convencieron.
– ¿Ud. conocía al homicida de su hijo?
– Una de las cosas que me pasó en mi vida es que perdí la memoria, hay caras que no las recuerdo, se me olvidaron los nombres, todo. Yo estaba internada en el Psiquiátrico, voy a cumplir un año… un año (reitera), el cual creo que jamás me voy a mejorar. Si me muestran fotos a todos los encuentro iguales, porque se me borraron esas caras, se me borraron 48 años de mi vida, después que a mi hijo lo vi en el suelo, no me acuerdo, pasaron dos días que no me acuerdo, yo no viví el funeral, no lo vi dentro del cajón, no lo vestí, según el psiquiatra nunca lo voy a recordar.
– ¿Guido era su único hijo?
– Hijo único, lo tuve a los 41 años, todo lo que tuve que hacer para poderlo tener, fue un embarazo de alto riesgo, yo estuve muchos meses con licencia, entonces para mí traerlo al mundo fue una maravilla a los 41 años sola, sola luche por él. El padre a los tres meses se mandó a cambiar. Entonces por todo lo que pasé, lo que sufrí, mi familia no estaba de acuerdo, luché contra todos. A mí me cambió la vida en un 1.000% la llegada de mi hijo, me puse a estudiar para darle algo más a él y todo eso en un segundo me lo quitaron.
– ¿Ud. reconoce que Guido tenía adicción a las drogas?
– Yo lo sabía, de marihuana qué no hice, Guido estuvo en programas, golpeé muchas puertas, porque yo no soy partidaria de ningún tipo de drogas. Pero desgraciadamente, cada vez que yo hablaba con Carabineros no podían hacer nada, porque de la marihuana pasan a las otras drogas. Yo sabía que mi hijo, por sus juntas algo raro pasaba, uno como mamá presiente, pero golpeé muchas puertas.
– El homicida de su hijo pidió perdón en el juicio ¿Ud. lo acepta?
– No, porque yo no soy nadie para perdonar, solamente Dios perdona, porque realmente lo que él hizo no tiene perdón de Dios, porque fueron tres heridas, la primera defensiva en la mano, no conforme con eso le perforó el pulmón y no conforme con eso en el tórax, la tercera herida fue la mortal. Por muy drogado que haya estado no se iba a dar cuenta lo que hizo, ¿por qué andaba con esa navaja? ¿Para partir una fruta, un pan? (…) El daño que él me hizo, me cagó la vida para siempre, mi único hijo por lo que más vivía, le den cadena perpetua, eso no me va a devolver a mi hijo. Si te pones a pensar son 10 años, a los 5 años ya va estar afuera.
– ¿Ud. ha debido pedir ayuda psiquiátrica y psicológica?
– Un año en tratamientos psiquiátricos, dos veces al mes. Cada semana con psicólogos, voy a seguir con ellos porque yo no estoy bien, estuve seis meses con licencia y me podrían haber echado del trabajo porque era a honorarios. Yo llegué a pesar 42 kilos estuve más de un meses sin comer, a puro café, cigarros, pastillas todo el día con remedios. Agradezco a la Municipalidad de Putaendo y su alcalde, porque me podían haber echado y me contrataron y me dieron toda las garantías, yo he faltado cualquier cantidad a la pega, a veces estoy trabajando me viene la angustia y salgo disparada. A ese nivel estoy enferma y ya creo que no voy a tener remedio porque me cagaron la vida a mí y la de mi familia. Mi mamá tiene 84 años y ha bajado más de 20 kilos, vive aterrada. Para mí, mi mayor felicidad en este momento es estar muerta y estar con mi hijo, porque yo no lo pude despedir, no lo puede abrazar, yo hasta el día de hoy no me convenzo que es él.
Al mediodía de ayer domingo en la Iglesia La Merced se celebró una Misa por el primer aniversario de la triste partida de Guido Cabello López (Q.E.P.D.).
Pablo Salinas Saldías

Luces que nunca se apagan adornan un pequeño altar donde vivió Guido junto a su madre y su abuela en el Barrio Miraflores de San Felipe.

Luces que nunca se apagan adornan un pequeño altar donde vivió Guido junto a su madre y su abuela en el Barrio Miraflores de San Felipe.

Cynthia López nos muestra los muros de su casa que están tapizados con las fotografías de su hijo desde que nació hasta sus 17 años de edad.

Cynthia López nos muestra los muros de su casa que están tapizados con las fotografías de su hijo desde que nació hasta sus 17 años de edad.

Guido Cabello López cuando tenía 8 años de edad.

Guido Cabello López cuando tenía 8 años de edad.

Una de las últimas fotografías que alcanzó retratar antes de su asesinato el 16 de junio del 2018.

Una de las últimas fotografías que alcanzó retratar antes de su asesinato el 16 de junio del 2018.

2 comments to Madre de Guido Cabello: «Aunque le den cien o mil años no van a devolverle la vida a mi hijo»

  • Antiflaite

    Mala crianza, un delicuentes menos, para allá iba. Mejor muerto que causando problemas

  • Constanza

    Que piensas que esto es un juego es facil jusgar y es facil decir que era un delincuente , que lata tj comentario weon sin fundamentos ojala nunca tengas que pasar los algo parecido

Leave a Reply

  

  

  

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

EDICIÓN IMPRESA

COMUNIDAD

CRÓNICA

DEPORTES