ACTUALIDAD

  • Cuantiosos daños deja incendio a local aún sin inaugurar en Pob. San Felipe
  • Con neumáticos y combustible desconocidos incendian «puente de los clavos de oro»
  • Agrupaciones ambientalistas de Aconcagua convocan a marcha por defensa del agua
  • Familia con niños sigue luchando para levantarse tras incendio en Piguchén
  • Autoridades y amigos celebrarán con nosotros los 90 años de Diario El Trabajo
  • En taller mecánico del sector 21 de Mayo recuperan camión robado en Santiago
Policial

Minutos de terror vivió una pareja de amigos al ser asaltados por una banda de delincuentes para robarles el auto

Este es el auto Kia Morning que fue robado a Rubén Henríquez la noche del lunes en el sector de Los Molles en San Felipe.

Este es el auto Kia Morning que fue robado a Rubén Henríquez la noche del lunes en el sector de Los Molles en San Felipe.

  • Víctima acusa que todo esto se trató de un amedrentamiento por su rol político y su defensa del agua en el valle.

Ya caía la noche en San Felipe cuando un grupo de tres amigos estaba reunido en una plazoleta ubicada en calle Miraflores, muy cercano a la rotonda de dicha arteria. Sin siquiera saber lo que se les vendría más tarde, uno de ellos se percató de la presencia de un automóvil estacionado, el que los vigilaba y apuntaba con sus luces.
Al darse cuenta, los amigos deciden irse del lugar y pasar a dejar a uno de ellos hasta su casa en calle Tocornal. Los otros dos amigos doblaron nuevamente por Miraflores y emprendieron rumbo hacia el sector de Los Molles.
Sin embargo y tras estacionarse en un lugar relativamente tranquilo, son abordados por una banda de cuatro a cinco delincuentes, quienes portaban diferentes elementos para intimidarlos y hacerlos bajar del automóvil.
Rubén Henríquez es la víctima y dueño del auto, quien relató que “estábamos en la plaza frente al Liceo Mixto, teníamos el auto estacionado y había otro que estaba estacionado mirándonos de frente con las luces apuntándonos por mucho rato, un amigo como que dijo que no era normal y nos fuimos”.
Henríquez además agregó que “nos estacionamos en Los Molles y no pasan ni cinco minutos y salen de los parronales vestidos de negro, cuatro o cinco personas, no recuerdo muy bien, todos de negro entero, con la cara tapada, con una escopeta y con fierros, nos rompen los vidrios de los costados y nos obligan a bajar.
“Nos buscan los documentos en la ropa, nos rajaron las poleras y nos tiraron a la calle, uno de ellos disparó al aire y el otro decía que nos matarían. Finalmente se subieron al auto, se fueron y quedamos desnudos y sangrando en las manos y pies”, añadió la angustiada víctima.
Afortunadamente para ellos pasaron otros jóvenes que al verlos en esas condiciones se detuvieron a ayudarlos y a prestarles ropa y un celular para dar aviso a Carabineros: “Eran unos jóvenes que viven en un condominio cercano nos prestaron ayuda, nos prestaron su celular para llamar a Carabineros, avisar a nuestras familias y poder rastrear mi celular”, agregó Rubén.
En este sentido y gracias al sistema de rastreo que tenía su celular, se pudo percatar que éste estaba en dirección hacia el sector de Jahuel; “aparecía que iba en dirección a Jahuel y Carabineros encontró el teléfono botado en la calle, seguramente se dieron cuenta que estaban siendo rastreados”, precisó Henríquez.
Pese a haber podido recuperar su celular, el joven lamenta haber perdido su auto y documentación importante que es necesaria para un viaje que tiene programado. “Dentro de las pertenencias que más lamento es el auto y la documentación, porque la tenía en el auto y tengo un viaje programado, hasta el momento no voy a poder viajar”, sostuvo.

SOSPECHAS
Sin embargo, Rubén no cree que se haya tratado de un simple asalto, y es que según señaló “tengo mis serias dudas porque cuando roban un auto para desmantelarlo, no lo rompen, o lo utilizan para hacer otros robos, pero no fue el caso. El objetivo era destruirlo y sacarnos a nosotros del auto”.
En este sentido la víctima agregó que “yo en lo personal me sentí amedrentado en otros términos, no creo que haya sido un simple asalto, creo que fue un intento de amedrentarme por mi rol político en la comuna, por mi lucha en defensa del agua, no estoy culpando a alguien, pero sí me parece raro todo esto”.
Y es que según contó Rubén, “yo soy dirigente político en Panquehue y soy parte del movimiento social de la defensa del agua, yo di entrevistas a canales de televisión nacionales y ahora me pasa esto, yo me siento vulnerable en este momento, porque fue un grupo de personas que me estaban siguiendo y el objetivo era yo, no otro auto. Me tiene preocupado toda esta situación”.
Finalmente Rubén Henríquez sostuvo que denunció el hecho en carabineros y espera poder recuperar su auto y documentos, y por sobre todo, poder superar esta traumática experiencia vivida.

6 comments to Minutos de terror vivió una pareja de amigos al ser asaltados por una banda de delincuentes para robarles el auto

  • callampalivegozamicumbia

    La cagaron pues chicos si ven que los están espiando y siguiendo, por que se van a tirar a un lugar tan solo como los molles!! Tenían que haber llamado al alguien y virado rumbo a casa casa no mas. A considerar ya que también escapo a ese sector en mi nave a veces!!

  • Flabio

    Tipico actuar de los matones de los empresarios agrícolas, hace rato ese chico viene denunciando el tema del agua en panquehue, y nada mejor que darle un golpe de shock para que deje de agitar las aguas en panquehue. Mi solidaridad con el chico, neceSitamos mas jovenes que con cara descubierta defiendan los intereses de las mayorias

  • Maca

    Que chucha esta pasando, estab muriendo dirigentes sociales en ptras regiones, hasta cuando nos dejamos pisotear, cabros a cuidarse que los delincuentes del agua estan asustados

  • Makuko

    Gente estupida, yo siempre voy a los molles a fumar y a conversar,, es repiola hay silencio hay tranquilidD, quienes vayan a tirar que no metan a todos en el saco, los mejores caños me los fume alli. Ah y por el robo este demas que lo tenian fichado hace rato, lo conoci cuando era secundario y vivian haciendoles control de identidad solo pa webiarlo. Aguante la juventud sin miedo ya que los viejos se cagan publicando detras de la pantalla

  • Aconcagua

    Los pillaron tirando y aprovecharon de robarles, no hay malo en ser gays, pero evite esto y pague un motel….

  • El Ponce

    Este cabro y su pololo debieran haber ido a un motel. En el sector El Escorial existe uno y no discrimina a parejas gay.

Leave a Reply

  

  

  

EDICIÓN IMPRESA

COMUNIDAD

CRÓNICA

DEPORTES