«Por fin» Putaendo cuenta con un kiosco de diarios y revistas en la plaza

Con la presencia de autoridades, suplementeros y vecinos fue inaugurado el nuevo puesto de venta de «Don Hugo» y la «Señora María».

PUTAENDO.- Después de más de 25 años, los conocidos suplementeros de Putaendo, la señora María y Don Hugo, inauguraron como Dios manda su nuevo y flamante kiosco llamado “Por Fin”.

Este esforzado matrimonio por años han sido los encargados de entregar y repartir los diarios en toda la comuna. Siempre se han instalado en la plaza de armas, primeramente con un improvisado puesto sobre los escaños y ahora último han convertido su auto en un puesto móvil de venta de diarios, sumado en el último tiempo lamentablemente el accidente de la señora María que hoy le imposibilita retomar su bicicleta debido a una grave fractura, sin contar que en el invierno terminaban totalmente mojados, soportando estoicamente las inclemencias del tiempo con el fin de seguir entregando a viva voz “EL DIARIOOOO” con la voz inconfundible don Hugo Vera.

Afortunadamente, después de tantos intentos, este matrimonio logró encontrar un kiosco usado que repararon y con el apoyo del municipio lograron concretar su tan añorado sueño de tener este puesto en la plaza de la comuna, el que fue inaugurado este miércoles con la presencia de autoridades comunales, suplementeros, representantes de la agencia de diarios, clientes, amigos y vecinos que escucharon atentamente la intervención de don Hugo, el que recordó sus inicios y agradeció a quienes hicieron posible que hoy este kiosco esté funcionando en el centro de la plaza de la comuna.

En la ocasión también hicieron uso de la palabra el Alcalde Guillermo Reyes, dos destacadas poetisas, el presidente de la Ucos más la bendición del padre Pedro Salinas, para luego proceder al tradicional corte de cinta, finalizando con un exquisito coctel en plena plaza.

Sin lugar a dudas en tantos lugares del país es tradicional y normal ver este tipo de kioscos, pero en la comuna de Putaendo lo vivido la tarde de este miércoles se convirtió en todo un suceso, y fueron justamente los clientes los más emocionados y contentos con la inauguración del nuevo kiosco “POR FIN” de la señora María y don Hugo, que de hoy en adelante seguirán vendiendo el diario El Trabajo en un lugar más acogedor, seguro y digno como siempre lo debieron haber tenido.

Patricio Gallardo M.

error: ¡Este contenido está protegido!