A sus 99 años, con guitarra en mano, no deja de sonreír

48
Aunque a muchos les cueste iniciar su día con buen humor, doña María Godoy, de 99 años, aún sorprende a muchos cuando le saca bellas melodías a su guitarra.
  • Aunque no es la mayor de su familia, María Godoy Araya, la mujer que a sus 99 años no pierde la chispa de la vida, alegra a muchos con su guitarra y siempre buen humor, ella habló en Exclusiva con DIARIO EL TRABAJO.

Roberto González Short – rgonzalez@eltrabajo.cl

CURIMÓN.- Si usted es de las personas que se sienten agotadas cada fin de año y respira hondo cada vez que inicia su jornada laboral, entonces en DIARIO EL TRABAJO lo animamos a meditar mejor sobre su actitud ante la vida conociendo la historia de la mujer que, hasta el día de hoy viernes, está saboreando su día Nº 36.128 (restando los 25 días de años bisiestos). ¿Puede imaginar vivir 867.072 horas sin poder detenerse más que cuando duermes?

Esta es la historia de doña María Godoy Araya, quien nació el jueves 21 de noviembre de 1912 en Coquimbo, pero que vive en Los Naranjos de Curimón desde 1956. Esta valiente mujer trajo al mundo a 10 hijos que a su vez le han dado 40 nietos, 30 bisnietos y 2 tataranietas.

Doña María es una abuelita que debería tener unos 104 años, ya que a principios del siglo pasado, los niños eran presentados ante el Registro Civil muchas veces cuando los infantes ya contaban con unos cinco años de edad. En su caso, ella fue registrada en 1912 y así lo confirma el documento de identidad que muy orgullosa muestra a DIARIO EL TRABAJO. En ese sentido, oficialmente ella cuenta con 99 años y está viviendo su año 100.

“GRACIAS A DIOS POR MIS DIEZ HIJOS”

“Aunque ya se me olvidan muchas cosas de mi pasado, siempre le doy infinitas gracias a Dios por los hijos que me dio, ellos son buenos y de ninguno me puedo lamentar”, comentó María Godoy a nuestro medio.

Pero aunque doña María ha sobrevivido a mil batallas para lograr llegar a la edad que tiene, no es la abuelita más longeva en su familia, ya que ella cuenta con una hermana de 105 años que vive en Pan de Azúcar, Coquimbo. Nemesia y María recientemente lograron reencontrarse luego de 20 años de no visitarse la una a la otra; en su momento, en DIARIO EL TRABAJO también informamos al respecto.

ÁLBUM Y ÁRBOL GENEALÓGICO

María y Nemesia valen lo que pesan en oro por haberse constituido ambas en un ‘Tesoro Viviente’ para toda la familia, que Abel Opazo Osorio, un conocido taxista sanfelipeño y parte de los 300 miembros de esa estirpe, lleva dos años creando, en sus ratos libres, un detallado Árbol Genealógico y Álbum Familiar que registran los inicios de su historia ancestral, cuando el francés Marcel Gachó Camelot y la chilena Rosa Delia Pozo Azargado, formaron la familia Gachó Pozo, una pareja franco-chilena que el miércoles 18 de setiembre de 1901 contrajo nupcias en tierra chilena. Así las cosas, el tiempo se encargó de extender las ramas de este ‘Árbol familiar’ hasta el día de hoy por todo Chile.

“Se me ocurrió crear este proyecto del ‘Árbol genealógico’ por el gran amor que yo le tengo a mi familia, tengo videos, muchas fotos y contactos con toda la familia que somos más de 300 personas en Chile”, detalló Abel Opazo.

VITALIDAD

Cada oportunidad que doña María Godoy tiene, lo dedica a colmar de amor y cariño a sus tataranietos, a quienes ama profundamente, y a tocar su guitarra.

“Yo tocaba mi guitarra, pero mi finado esposo Luis me lo prohibió porque decía que cada vez que yo chasqueaba mi guitarra, los hombres me querían tocar las piernas”, recuerda jocosamente a sus casi cien años, María Godoy.