Adulto mayor vende golosinas para aumentar su pensión y tener vida digna

Cuando se crearon las AFP (Administradora de Fondos de Pensiones) se dijo que las jubilaciones tendrían una tasa de reemplazo de un 70%. Es decir si una persona ganaba un millón de pesos, su pensión sería de 700 mil pesos. Luego un titular del diario El Mercurio dijo que en el año 2020 los chilenos se pensionarían con el 100% de su sueldo. Hecho que no ha ocurrido en su mayoría. Teniendo que ver muchas veces a nuestros adultos mayores ejerciendo el comercio ambulante en las calles, vendiendo ‘parches curita’, pidiendo plata a la gente o simplemente vendiendo golosinas.
Ese es el caso de don Emilio Taia, un adulto mayor de 85 años de edad que desde hace tiempo lo podemos ver en calle Prat vendiendo precisamente dulces, en este caso gomitas de eucaliptus que le sirven para aumentar sus recursos económicos, ya que tiene una pensión de 160.000 pesos, debiendo pagar un arriendo de 70.000 pesos. Vive solo donde arrienda.
«Gano 160.000 pesos, de ahí tengo que pagar arriendo, tener para los gastos de locomoción, entonces no me alcanzaba con la pensión, iba a quedar debiendo, más cuando estaba cerrado el Hogar (de Cristo), tengo que pagar comida afuera, porque allá nos dan la comida a los pensionados», dice Emilio Tapia.
– ¿De lunes a viernes me decía usted?
– De lunes a viernes nomás, sábado y domingo está cerrado.
– Esos días se tiene que costear usted la comida.
– Claro, yo mismo, y locomoción y todo.
– Con la pensión que tiene usted, ¿le alcanza para vivir o no?
– Bueno, mire, para qué vamos a decir que vivo como rey, pero por lo menos me defiendo algo… algo me ayuda, un tanto, sino qué sería de mí si no tuviera la pensión… imagínese.
– Tiene que salir igual a vender gomitas.
– Es que me sirve mucho a mí, porque me ayudo yo para otros costos, la locomoción me ayuda, a veces para pagar la comida, para todo eso tengo que depender de esto, nada más, no tengo otra más que me ayude.
– Pero con la edad que tiene usted, 85 años, no debiera estar trabajando a estas alturas.
– Todos me dicen igual, pero es que yo me aburro, porque yo estoy trabajando desde los diez años, hasta ahora, no he podido dejar nunca de trabajar, sea en la pega que fuera yo le hacía empeño, hasta que me pensionaron y fue por una enfermedad que me pensionaron, porque estaba en esos tiempos enfermo de la columna, me llevaron a Los Andes y allá me operaron, ahí quedé bien.
– ¿Le va bien aquí vendiendo gomitas de eucaliptus?
– Uff… excelente, la gente me demuestra cariño por mí, será donde me ven así en el estado mío.
– Es que uno también puede llegar a lo mismo don Emilio.
– Sí, más tarde todos vamos para allá… el mismo camino.
– Gracias don Emilio por su testimonio.
– No, gracias a ustedes.
Lo dejamos mientras una persona se acerca precisamente a comprarle una gomita.

Emilio Tapia sentado en calle Prat con el producto que vende en la mano, en este caso gomitas de eucaliptus.

Emilio Tapia sentado en calle Prat con el producto que vende en la mano, en este caso gomitas de eucaliptus.

Titular de una nota en El Mercurio, donde dice que los chilenos se van a pensionar con el 100% de su sueldo.

Titular de una nota en El Mercurio, donde dice que los chilenos se van a pensionar con el 100% de su sueldo.

error: ¡Este contenido está protegido!