• Cámaras sin terminar, jardín infantil sin seguridad y alcantarillas abandonadas, denuncian vecinos

Muy molestos están algunos vecinos del sector cerro Yevide y La Troya, luego que el pasado 19 de mayo la empresa que viene instalando el alcantarillado en el sector, abandonó el lugar y se llevaron su maquinaria, esto porque el Municipio les aceptó ‘congelar’ las obras, suspender por dos meses el contrato, pues se entiende que no alcanza el dinero, por lo que la empresa solicitó un 10% de más del presupuesto de toda la obra, o sea, 200 millones de pesos.

Este ‘congelamiento’ de las obras ha generado que los vecinos tengan que respirar polvo desde entonces, además de que hay cerca de ocho fosas o cámaras sépticas sin sellar, sólo protegidas por unas tablas, malla y cinta plástica.

Según nos explicó un vecino, uno de los líderes del sector cerro Yevide, la empresa dejó enterrados cerca de un kilómetro de tubos del alcantarillado, con sus cámaras ya hechas, según el denunciante, porque la empresa empezó a instalar alcantarillas pero sin pedir permiso a los propietarios para hacerlo, y un largo tramo se desperdició porque el último propietario del trayecto se negó a dar permiso (una fuente cercana asegura que sí habían inicialmente dado permiso verbal, pero que se retractaron).

EL DENUNCIANTE

«Mire, mi nombre es Vicente Saavedra, yo acá estoy como representante, siempre he sido representante del sector Cerro Yevide, siempre aquí he estado trabajando, pero en este momento el problema que tenemos es que la empresa que está haciendo la obra del alcantarillado tiene un receso de dos meses a partir del 19 de mayo, esto porque no le daban los costos para terminar por los detalles tan chicos que les quedaban según ellos (…) de estas obras la Municipalidad siempre ha sido el mandante, y el Municipio hizo un convenio con la empresa y paralizaron por dos meses, pero aquí dejaron trabajos sin terminar y que son muy importantes», comentó Saavedra.

Veo algunas cámaras sin terminar. ¿Qué problemas les está significando esta cámara en media calle?

– Mira, la cámara grande donde baja a La Troya desde el cerro Yevide, esa es la más peligrosa, es la que tiene más riesgo de un accidente, la que está aquí, pues los camiones no pueden salir o entrar, porque esa cámara está ahí en media calle.

Se habla de falta de recursos, que esta empresa está esperando un 10% para continuar con las obras, ¿qué sabe usted de eso?

– Mira, lo que pasa es que todo proyecto de esta envergadura tiene un 10% adicional, todos los proyectos funcionan así (…) Eso ya se aprobó con el Municipio,  esto lo ha estado viendo el Core Guillermo Reyes, ya que es el consejero acá de San Felipe, él ha estado a la cabeza de este tema y nos ha sacado ese 10% adelante, o sea, gracias a él hemos agilizado el trámite, porque todo este tema es un tema burocrático.

No sé si pasaron del dinero que debían gastar, pero entendemos que tiene relación con unas alcantarillas que han tirado en los predios, parece que empezaron al revés, ¿me puedes explicar qué pasó con esos millones tirados en abandono?

– Ya mira, lo que a mí me explicaron es que dinero hay, dinero queda de la obra de esta primera etapa que hicieron, digámoslo por primera etapa para que luego nos enfoquemos bien. Me dicen a mí en la Municipalidad que dinero les queda, todavía me parece que el 30%, el 25%, no sé, no me manejo en este momento con la cifra exacta, y la empresa no le convenía seguir trabajando, por eso paralizó y este 10%, o sea el 10% se pide porque falta el dinero, ¿la pregunta que tú me haces, eh? Hay una propiedad privada en donde hicieron una inversión enorme, y uno de los propietarios por dónde tenía que pasar el alcantarillado, no dio la autorización, pero se supone que deberían haber pedido permiso primero y no arrancar primero con las obras.

¿Qué es concretamente lo que usted solicita al Municipio?

– Finalmente lo que se pide es que el Municipio obligue a la empresa a poner el tema del polvo, el tema, las cámaras y el cierre perimetral en el jardín infantil de La Troya, donde arrancaron ese cierre, ¿si regresan las clases dónde estudiarán los niños? Eso es como lo más urgente, si hay más obra que no está terminadas, pero eso como lo más urgente. También estamos pidiendo que cumpla el Municipio con regar las calles acá, es mucho polvo, se supone que aunque no viene en el contrato de la empresa el tema del riego, el Municipio se comprometió a regar ellos, y no lo están haciendo, no viene la señorita Paula Fuentes ni don Andrés Cádiz, se entiende que la Municipalidad ha gestionado enviar a regar una vez al día, cosa que está aprobado pero no lo hacen.

MILLONES PERDIDOS

También Diario El Trabajo habló con el propietario de un terreno en La Troya, quien se negó a permitir que el alcantarillado y las cámaras se instalaran en su propiedad, lo que generó que la empresa dejara millones de pesos abandonados en alcantarillas y cámaras, pues les sale más caro recuperarlas que dejarlas ahí sin uso.

En lo que estamos investigando, entendemos que la empresa que está haciendo el alcantarillado que se está instalando, parece que empezó antes de pedir permiso a ustedes los propietarios, entendemos que usted se opuso en algún momento y eso derivó en la pérdida de millones, por hacerlo al revés.

– Yo me llamo Jorge Venegas y soy el dueño de esta propiedad. Yo me opuse por el tema comercial, porque en el fondo me está desvalorizando la propiedad que a nosotros nos ha costado una vida tener esto, y en ningún minuto yo les autoricé el paso de servidumbre cuando ellos comenzaron a gestionar el tema del alcantarillado, llegaron e hicieron la obra y todo, pero yo jamás les autoricé el paso a servidumbre. Y bueno, eso derivó a que cuando tenían que pasar por mi terreno y yo me opuse, y ese es el cuento.

¿Es mucho alcantarillado en metros lineales?

– Sí, mucho. Ellos debieron haber comenzado por firmar papeles, como todo, legalizarlo, todo lo que se perdió debe ser casi un poquito menos de un kilómetro, alcantarillas de un metro de ancho, ya están instaladas bajo tierra.

MUNICIPIO RESPONDE

Claudio Díaz, arquitecto y director de Obras de la Municipalidad de San Felipe, explicó a nuestro medio la situación desde el punto de vista municipal:

«Sí efectivamente nosotros estamos tratando de ejecutar todo lo que esté a disposición del Municipio para poder concluir este proyecto, concluirlo de buena forma y agregando las obras adicionales que se comprometió el Municipio para con los vecinos que no estaban incorporados en el proyecto original. Es sabido que el proyecto ha tenido dificultades de tipo técnico legales, atrasos por algunos requerimientos con Vialidad y principalmente por un compromiso de una servidumbre de paso que había que dar para poder desarrollar proyectos. Los términos originales. No fueron conseguidos esos permisos y eso obligó a modificar el proyecto. Todo eso ha llevado a un estado crítico desde el punto de vista de la igualdad de las partes del contrato, lo que nos ha obligado a coordinar con la empresa un congelamiento de obra. Esto significa que la empresa retiró su equipo de trabajo en la zona hasta que se consolide y se le dé un aseguramiento legal del aumento de obra con un contrato formal, situación que está avanzando bastante en forma acelerada con el acuerdo de aporte del Gobierno Regional».

¿Qué nos puede explicar de este 10% extra que está pidiendo la empresa para continuar?

– Esta ampliación de obra del 10% del contrato y en este momento estamos justamente resolviendo al interior del Municipio, esperando un documento final para poder hacer esta modificación de contrato y dar nuevamente el reinicio de obras. Efectivamente hay obras que están detenidas, obras que no se están ejecutando, porque en el contexto del ‘congelamiento de obra’, la obra, o sea la empresa sale del área o no está con trabajadores para obras menores o de mantención de congelamiento, implica que se suspende el contrato, la obra. El Municipio le permite a la empresa que no siga generando gastos operacionales a la obra a la espera de esta consolidación de momento, esperamos que esto sea resuelto a la brevedad posible dentro de este mes, y poder retomar con la misma empresa.

Roberto González Short

OBRAS ‘CONGELADAS’.- Esta es la bajada a La Troya desde el cerro Yevide, la enorme cámara sin sellar evita que camiones de fruta puedan transitar por ese sector, además que el polvo genera molestias a los vecinos.
OBRAS ‘CONGELADAS’.- Esta es la bajada a La Troya desde el cerro Yevide, la enorme cámara sin sellar evita que camiones de fruta puedan transitar por ese sector, además que el polvo genera molestias a los vecinos.
PELIGRO INMINENTE.- Esta otra cámara ni tapa tiene, evita el tránsito vehicular y es un peligró para animales y humanos. Estas obras ampliadas son para que al menos 20 familias queden conectadas a la red.
PELIGRO INMINENTE.- Esta otra cámara ni tapa tiene, evita el tránsito vehicular y es un peligró para animales y humanos. Estas obras ampliadas son para que al menos 20 familias queden conectadas a la red.
SEDE Y JARDÍN.- El jardín infantil de La Troya está sin cierre perimetral, es otra de las quejas de algunos vecinos, la empresa lo quitó y no lo ha reinstalado.
SEDE Y JARDÍN.- El jardín infantil de La Troya está sin cierre perimetral, es otra de las quejas de algunos vecinos, la empresa lo quitó y no lo ha reinstalado.
PÉRDIDAS MILLONARIAS.- Jorge Venegas nos muestra una de las cámaras de alcantarillado que quedaron en abandono, hasta el horizonte, bajo la tierra, hay cerca de un kilómetro de alcantarillas que nunca serán usadas.
PÉRDIDAS MILLONARIAS.- Jorge Venegas nos muestra una de las cámaras de alcantarillado que quedaron en abandono, hasta el horizonte, bajo la tierra, hay cerca de un kilómetro de alcantarillas que nunca serán usadas.
Jorge Venegas, se negó a dar permisos para el uso de su propiedad.
Jorge Venegas, se negó a dar permisos para el uso de su propiedad.
Vicente Saavedra, representante del sector Cerro Yevide.
Vicente Saavedra, representante del sector Cerro Yevide.