Buscan visibilizar el trabajo de cuidar familiares con grados de dependencia

1027

Asociación ‘Yo Cuido’ realiza actividad en plena plaza:

Este viernes la Asociación ‘Yo Cuido’ realizó una actividad en la Plaza de Armas de San Felipe para dar a conocer a la comunidad la función que ellas desempeñan, que no es muy conocida porque se desarrolla dentro de la casa principalmente y que tiene que ver principalmente con el cuidado de familiares con grados de dependencia.

La presidente nacional de la asociación, Mariela Serey, dijo que ellas eran cuidadoras de familiares con distintos grados de dependencias; «estamos luchando porque el cuidado informal y no remunerado sea reconocido como un trabajo como tal y esa ha sido una de nuestras banderas de lucha desde que partimos el año 2018, por eso es tan importante estos espacios donde se puede visibilizar la violencia estructural que sufrimos al fin y al cabo desde que nos transformamos en cuidadoras de familiares, y dar a conocer a las autoridades las distintas problemáticas que es a nivel país, no solamente acá en San Felipe, sino que en todas las regiones de Chile», dijo.

¿Cuál es la problemática que tienen ustedes?

– Mira la problemática es que cuando nos transformamos en cuidadoras de familiares con distintos grados de dependencia, esto producto de alguna enfermedad, discapacidad, alguna condición neuro diversa con el paso de los años, etc., nosotras como mujeres tenemos que dejar toda nuestra vida de lado y solamente transformarnos en cuidadora ¿Por qué?, porque no existen políticas públicas, no existen programas especializados hacia nosotras, entonces nos vemos relegadas a nuestros hogares a cumplir solamente este rol que es totalmente inesperado y que lamentablemente y generalmente recae en los hombros de las mujeres.

¿Ustedes pierden de trabajar muchas veces o no?

– La mayoría, por lo menos las socias de la asociación somos mujeres que hemos estudiado, nos hemos especializado, trabajadoras, etc., con un sueldo estable y que lamentable hemos perdido esa remuneración producto de tener que cumplir este rol de cuidado que es 24/7, 24 horas al día, todos los días de la semana. así es que si perdemos la posibilidad de tener un sueldo al final y al cabo.

¿Eso es lo que ustedes están pidiendo en el fondo?

– Una de las cosas que lógicamente estamos visibilizando, mostrando la problemática, porque lamentablemente la gente cuando no lo vive le cuesta mucho entenderlo, y claro una de las cosas es que tienen que existir políticas públicas enfocadas a este sector, tiene que existir una flexibilidad laboral también para que estas mujeres se puedan insertar en el mundo laboral y no solamente quedar relegadas en el hogar que es lo que pasa actualmente.

¿Alguna experiencia que nos pueda contar, por ejemplo el caso suyo?

– En mi caso personal, yo cuidaba a mi hija, mi hija fallece el año 2018 y desde ese momento yo viví eso y no puedo hacer como si no lo hubiese vivido y no hacer nada al respecto, por eso seguimos con la lucha, conocí mujeres maravillosas a lo largo de este camino y sigo apoyándolas para que esto siga avanzando con creación de políticas públicas, actualmente estamos en el Senado, en la cámara esperando que se apruebe la modificación de ley para que las cuidadoras informales sean sujetas de derecho, estamos desde el año 2018 ahí realmente moviendo todo, incidiendo en la creación, así es que la verdad seguimos y acá sigo porque confío, creo que estos es justicia, alguien tiene que hacerlo y esa es nuestra Asociación.

¿Usted podría contarnos otra experiencia, por ejemplo de alguna madre que cuide a su hijo o de hijo a su padre?, porque esa es en el fondo la labor que hacen.

– O sea nosotras dentro de la Asociación, la mayoría son mujeres como te decía, porque es una labor muy feminizada, tenemos algunos casos de hombres, pero son los mínimos y que claro o cuidan a sus hijos con grados de dependencia altísimos, tenemos casos de parálisis cerebral, de autismo, Alzheimer, son personas que son totalmente dependientes de otro y este otro somos nosotras, lamentablemente no se ven, o sea  no se ve la labor que hacemos porque esta labor se hace dentro de los hogares, y ese es el  problema y de ahí parte todo, de que no podemos trabajar de forma remunerada, donde tenemos que dejar nuestra vida de lado, donde lamentablemente no existen redes de apoyo que estén ahí y que haya una corresponsabilidad de parte de la familia, de la sociedad, del Estado, y esa es una de las cosas que estamos también luchando.

¿Al ser sujetas de derecho podrían tener una pensión o algo así?

– Actualmente y solamente hay un tema de estipendio que viene de la mano de un programa del Ministerio de Salud, que son aproximadamente 29 mil pesos, es lo único existente que se la da como una especie de sueldo a las mujeres que cumplen el rol de cuidadora.

¿Cuánto sería lo ideal para ustedes?

– Sueldo mínimo… como mínimo.

En la actividad que, reiteramos se realizó este viernes en la mañana en la Plaza de Armas, estaba presente María Suarez, madre cuidadora que nos comentó su situación. En su caso personal ella es la cuidadora de su hijo Rodrigo, junto a su esposo.

«Rodrigo a los 4 meses se descubrió que tenía un problema, que no sabíamos cual hasta los 8-9 años que se descubrió que tenía una enfermedad rara que se llama esclerosis tuberosa, y eso complica un montón de cosas, entre ellas ahora en la actualidad ha ido cambiando sus crisis, su comportamiento, por lo tanto a mí me ha limitado toda la vida a que yo pueda hacer otra cosa, estar ahí porque no se puede, él no puede quedarse con otra persona, tampoco sabe andar en la calle solo, entonces es un estar ahí, todos los días», dijo la madre.

¿Usted recibe algún sueldo?

– Nada, un sueldo de nada.

¿O sea un subsidio o algo para cuidarlo?

– Nada, no, nada, ninguna de nosotras las cuidadoras recibimos nada, nosotras tenemos que ser mamá y cuidadoras, de todo.

¿Qué le parece esto de que se podría recibir algo?

– Por supuesto, el gobierno tendría que hacerse cargo de este tipo de cosas, porque habemos mucha gente en el país cuidando y mucha gente con discapacidad… mucha gente.

¿Es los limita a ustedes poder desarrollarse profesionalmente?

– Por supuesto, o trabajar en otra cosa, porque si uno puede hacer algo, el otro no lo puede hacer, por ejemplo, nosotros dos con mi marido, o él trabaja o yo trabajo.

¿Cómo lo hacen en la práctica?

– Uno si tiene que ir al supermercado, y si él anda mal, no se puede ir al supermercado, tiene que quedarse en la casa.

¿Trabajo en algo?

– Bueno ahora nosotros somos pensionados, yo al menos con la solidaria porque nunca pude trabajar y él (hijo) que recibe su pensión de invalidez y mi marido que ya se pensionó porque ya estamos más arriba de 70 años.

¿O sea sería importante tener una ayuda económica del Gobierno?

– Por supuesto, sería lo ideal, mucha gente que está en la misma, es mucha la gente que está en la misma.

DATOS DUROS

A nivel nacional la Asociación ‘Yo Cuido’ tiene 500 socias repartidas en seis regiones del país.

En el año 2015 se dio a conocer que existían 3 millones de personas con discapacidad, y dentro de esto hay casi 1 millón que son dependientes. Eso quiere decir que hay 1 millón de cuidadoras a lo largo de todo Chile.

La presidenta dijo que actualmente no existe ningún catastro que arroje un número real. Por ende, se hace difícil la creación de políticas públicas.

Integrantes de la Asociación ‘Yo Cuido’ presentes en la Plaza de Armas de San Felipe dando a conocer a la comunidad la labor que desarrollan.
Integrantes de la Asociación ‘Yo Cuido’ presentes en la Plaza de Armas de San Felipe dando a conocer a la comunidad la labor que desarrollan.