Califican como mezcla de estupidez y cobardía de algunos, ataque a abogado Mass

Guido Witto, presidente Colegio de Abogados:

Siguen los coletazos del altercado que tuvo el abogado de los Derechos Humanos, Mauricio Mass, con funcionarios de Carabineros cuando fue a preguntar por unos detenidos.  Varias han sido las organizaciones que le han entregado su apoyo públicamente. Ahora es el turno del Colegio de Abogados de San Felipe, que a través de su presidente Guido Witto entregó su opinión respecto a lo vivido por Mass.

¿Cómo se produce la agresión a los abogados Daniela Quiroz y Mauricio Mass la noche del pasado lunes 9 de marzo del año en curso?

– Los mencionados colegas forman un grupo de 15 abogados que se turnan para asistir a las personas que son detenidas como consecuencia de manifestaciones sociales a partir del mes de octubre del año 2019; esa noche les tocaba a ambos y, según el relato que me transmitieron, se dirigieron cerca de las 11 de la noche a la Comisaría de San Felipe, oportunidad en que el funcionario de guardia les indicó que todavía no llegaban los detenidos, que se encontraban constatando lesiones en un centro asistencial de salud; el mismo funcionario les señaló que no podían permanecer en la comisaría por lo que se retiraron de ella y fue en ese momento cuando en el acceso a la misma se encontraron con un piquete de Carabineros, que sin provocación alguna comenzaron a ofenderlos groseramente, primero con Daniela y luego con Mauricio, sin que ellos respondieran a tales insultos, pero en el momento que uno de ellos les dice hasta cuando vienen para acá, abogados tales por cuales, Mauricio les respondió que lo harían cada vez que fuese necesario, y bastó eso para que se fueran encima de ellos, y uno le diera un manotazo a Mauricio en el rostro, otro lo golpeara con su escudo en la cara provocando la pérdida de una pieza dental, y finalmente un tercero les arrojara gas pimienta en los ojos a escasa distancia, para luego retirarse hacia la comisaría; esto último aparece con claridad en la grabación que circula por las redes sociales.

¿Por qué cree usted que se produjeron tales ataques?

– A mi juicio esto es obra de una nefasta mezcla entre la estupidez y la cobardía de un grupo de funcionarios de Carabineros que dejan en evidencia que carecen de la formación suficiente para ejercer el uso de la fuerza en las calles, lo que por cierto es francamente alarmante.

¿Se entrevistó con sus colegas, en qué estado se encuentran?

– Al día siguiente me comuniqué con ambos, quienes se encontraban relativamente bien. Mauricio debió ir al dentista y los dos tenían ciertas molestias menores en los ojos. Esa misma mañana a través del abogado de Carabineros de la provincia de Aconcagua obtuve una entrevista con el comisario de San Felipe, mayor Mauricio Guzmán Yuri, quien hoy temprano me recibió en las dependencias de la mencionada prefectura.

¿Qué le expuso en esa reunión, Carabineros asume su responsabilidad en los hechos?

– Fue una entrevista cordial y franca. Me señaló que denunció los hechos a la Fiscalía y que requisó las cámaras de los implicados para que sea utilizada como medios de prueba; le indiqué que eso me daba alguna tranquilidad, pero por cierto no era suficiente. Le manifesté que lo ocurrido era gravísimo e inaceptable, que nunca en los 20 años de carrera había tomado conocimiento de un hecho de esta naturaleza, pero que no solo resultaba necesario perseguir y sancionar al funcionario que arrojó el gas pimienta, sino que a todos aquellos que formaban parte del grupo o piquete de Carabineros que insultó groseramente a nuestros colegas con la intención de amedrentarlos, y a quien golpeó a Mauricio en el caso que fuese un funcionario distinto de aquél que lanzó el gas pimienta. Asimismo le representé que debía establecerse hoy mismo un protocolo que diera plenas garantías a los abogados que en el ejercicio de nuestra profesión se presentan ante los cuarteles o destacamentos policiales.

¿Por qué razón debería existir tal protocolo?

– Porque lamentablemente no se está cumpliendo con la ley en lo relativo a la asistencia de los detenidos, o al menos el ejercicio de tal derecho resulta muchas veces vulnerado o menoscabado por los propios carabineros, que no permiten el acceso a los abogados a entrevistarse con los detenidos, o le exigen, para ello, que pertenezcan al Instituto de Derechos Humanos o alguna ONG afín, o en su defecto los dejan esperando innecesariamente largas horas antes que ello ocurra, en circunstancias que las normas del Código Procesal Penal son claras y explícitas sobre la materia, destacando entre otras las siguientes:

  1. a) Artículo 7º.- Calidad de imputado. Las facultades, derechos y garantías que la Constitución Política de la República, este Código y otras leyes reconocen al imputado, podrán hacerse valer por la persona a quien se atribuyere participación en un hecho punible desde la primera actuación del procedimiento dirigido en su contra y hasta la completa ejecución de la sentencia.

Para este efecto, se entenderá por primera actuación del procedimiento cualquiera diligencia o gestión, sea de investigación, de carácter cautelar o de otra especie, que se realizare por o ante un tribunal con competencia en lo criminal, el ministerio público o la policía, en la que se atribuyere a una persona responsabilidad en un hecho punible.

  1. b) Artículo 8º.- Ámbito de la defensa. El imputado tendrá derecho a ser defendido por un letrado desde la primera actuación del procedimiento dirigido en su contra.
  2. c) Artículo 93.- Derechos y garantías del imputado. Todo imputado podrá hacer valer, hasta la terminación del proceso, los derechos y garantías que le confieren las leyes:

En especial tendrá derecho a:

  1. b) Ser asistido por un abogado desde los actos iniciales de la investigación;
  2. d) Artículo 94.- Imputado privado de libertad. El imputado privado de libertad tendrá, además, las siguientes garantías y derecho
  3. f) A entrevistarse privadamente con su abogado de acuerdo al régimen del establecimiento de detención, el que sólo contemplará las restricciones necesarias para el mantenimiento del orden y la seguridad del recinto.

Lo que agrava los hechos antes expuestos, es que luego de ocurrido el incidente, concurrieron otro par de colegas a la Comisaría y tampoco los dejaron entrar, incluso se llamó al Juez de Garantía de turno, quejándose de este proceder y éste, don Leopoldo Soto Gutiérrez, debió llamar en dos oportunidades distintas a la Comisaría a efecto de que se diera estricto cumplimiento a la Ley.

¿Qué es lo que sigue?

– Bueno, el directorio del Colegio que presido, decidió prestar toda la colaboración posible a nuestros colegas afectados con tal cobarde agresión, nos haremos parte o querellaremos en la causa penal que se origen de tales hechos; en paralelo efectuaremos una presentación formal de orden administrativo dirigido a la Prefectura de Aconcagua para que se garantice debidamente el derecho a la defensa y se cumpla con la legislación vigente; sin embargo todavía es temprano para anunciar más acciones, además debo reunirme con los afectados y con el directorio para tal propósito en las próximas horas.

 

Guido Witto, presidente de los abogados de San Felipe.

Guido Witto, presidente de los abogados de San Felipe.

error: ¡Este contenido está protegido!