Cinco funcionarios del SAG intoxicados con monóxido de carbono en recién inaugurado complejo Los Libertadores 

7

LOS ANDES.- El gobernador Sergio Salazar confirmó que cinco trabajadores del Servicio Agrícola y Ganadero, que se encontraban en el tercer nivel del recientemente inaugurado nuevo complejo Los Libertadores, sufrieron una intoxicación por monóxido de carbono.
La emergencia se produjo el día miércoles por la tarde, en la zona de revisión de automóviles ubicada en el tercer nivel, cuando los funcionarios comenzaron a experimentar molestias de salud como vómitos, náuseas y malestares en la garganta, debiendo ser enviados hasta el policlínico de la Asociación Chilena de Seguridad.
El dirigente nacional de la Asociación Nacional de Funcionarios del SAG, ingeniero agrónomo Claudio Contreras, denunció que el nuevo complejo se encuentra mal diseñado y existen problemas de ventilación asociada a la acumulación de gases que emiten los vehículos.
«El complejo está mal diseñado, tiene unas aberturas entre el primer y segundo piso que son importantes y que permite que el aire del primer piso suba al segundo piso, y este recinto está mal gestionado porque las autoridades del complejo no activan los mecanismos de ventilación porque les sale caro», criticó.
Según se informó, tres de los cinco funcionarios fueron dados de alta, mientras otros dos quedaron con licencia médica.
Por otra parte, el gobernador Salazar indicó que le pidieron formalmente a la empresa concesionaria de que opere regularmente los termo ventiladores y turbinas para permitir la circulación del aire a fin de que no haya acumulación de gases en pisos superiores.

El nuevo complejo Los Libertadores estaría mal diseñado, con problemas de ventilación asociada a la acumulación de gases que emiten los vehículos, denunció un dirigente nacional de los funcionarios del SAG.
El nuevo complejo Los Libertadores estaría mal diseñado, con problemas de ventilación asociada a la acumulación de gases que emiten los vehículos, denunció un dirigente nacional de los funcionarios del SAG.