Comerciante sanfelipeña perdió por completo su tienda de lencería en incendio

2865

Aunque tiene muchas deudas asegura que se pondrá de pie nuevamente:

Aunque muchos estarían llorando desconsoladamente si perdieran lo que ella perdió en el incendio del sábado por la noche, cuando su pequeña tienda de lencería quedó destruida por las llamas, la realidad del caso es que no, ella no está derrumbada ni echada a la depresión; por el contrario, su actitud es animosa y muy determinada a seguir luchando por su progreso personal y el de su familia.

«NO QUEDA MÁS QUE LEVANTARSE»

Nos referimos a la comerciante sanfelipeña Hilda Chávez, quien perdió toda su mercadería y producción de su local ubicado en Prat 591. Las cámaras de Diario El Trabajo le acompañaron la mañana de este lunes al momento de hacer la revisión a lo que quedó de su pequeña tienda llamada ‘Comercial Valentina’.

«Desde el pasado mes de febrero estoy arrendando aquí en Comercial Valentina. Me enteré del incendio porque uno de mis sobrinos llamó a mi hija y así nos enteramos todos del incendio. Las pérdidas son totales, son cerca de $4 millones lo que quedó o quemado o mojado. Ante este revés no queda más que levantarnos de nuevo no hay de otra, tendré que recurrir a mis ahorros a lo que sea, porque quedamos a brazos cruzados, sin nada, quedé cesante y con muchas deudas», dijo Chávez a nuestro medio.

Como el de esta comerciante, dos locales más se vieron afectados directamente, entre ellos un restaurante chino que en marzo alcanzó a ser inaugurado y abrir por una semana, lo habían equipado por completo.

Roberto González Short

PERO SE LEVANTARÁ.- Las cámaras de Diario El Trabajo registran a doña Hilda Chávez caminando entre los escombros de su tienda.
PERO SE LEVANTARÁ.- Las cámaras de Diario El Trabajo registran a doña Hilda Chávez caminando entre los escombros de su tienda.
PÉRDIDAS TOTALES.- La joyería de fantasía y ropa íntima de la tienda quedaron hechas cenizas.
PÉRDIDAS TOTALES.- La joyería de fantasía y ropa íntima de la tienda quedaron hechas cenizas.
Don Ramón, maestro de la construcción contratado por doña Hilda, intentaba este lunes recuperar piezas de la tienda.
Don Ramón, maestro de la construcción contratado por doña Hilda, intentaba este lunes recuperar piezas de la tienda.
Hilda Chávez, dueña de Comercial Valentina.
Hilda Chávez, dueña de Comercial Valentina.