Comienza a llegar equipamiento para instalación de Resonador Magnético

41

Hospital San Camilo de San Felipe:

  • Equipos ingresados tienen un valor superior a los 800 millones de pesos

Con la llegada de numeroso equipamiento técnico comenzó una de las últimas etapas necesarias para la puesta en marcha del Resonador Magnético con el que contará el Hospital San Camilo, el cual se espera esté en funcionamiento dentro del mes de julio a través de la correspondiente marcha blanca.

Esta masiva llegada de equipos permite comenzar el ansiado armado de la máquina en sí, ya que la parte de infraestructura de las salas y oficinas está prácticamente terminada y, por lo tanto, queda comenzar a instalar todos los equipamientos necesarios para su funcionamiento.

«Hoy vemos como comienzan a llegar los equipos necesarios para poder armar el resonador y posteriormente comenzar las primeras pruebas de su funcionamiento, todo lo cual debe ser complementado con la contratación del personal y su capacitación, proceso que también ya está en marcha», aseguró Ricardo Salazar Cabrera, director del Hospital San Camilo.

Posterior a este proceso de armado de la máquina, deberá proceder la llegada del equipamiento accesorio, como una máquina de anestesia, monitores multiparámetros, camillas y equipos computacionales que permitirán completar al 100% el proceso de instalación y puesta en marcha de este importante proyecto para los usuarios de la salud pública del Valle del Aconcagua.

Importante equipamiento para armar el resonador magnético comenzó a llegar al Hospital San Camilo, el que tiene un valor superior a los 800 millones de pesos.
Importante equipamiento para armar el resonador magnético comenzó a llegar al Hospital San Camilo, el que tiene un valor superior a los 800 millones de pesos.
Esta masiva llegada de equipos permite comenzar el ansiado armado del resonador, ya que la parte de infraestructura de las salas y oficinas está prácticamente terminada.
Esta masiva llegada de equipos permite comenzar el ansiado armado del resonador, ya que la parte de infraestructura de las salas y oficinas está prácticamente terminada.