Con incendio de local frente a la Upla concluye jornada de protesta

13

Graves incidentes protagonizaron estudiantes universitarios y secundarios la noche del jueves, quienes encendieron barricadas y lanzaron proyectiles a Carabineros cuando trataron de dispersarlos, a lo que se sumó un incendio en un taller mecánico que se ubica frente a la UPLA. Haciendo eco del llamado a nivel nacional realizado por la Confech de manifestarse durante la tarde, los estudiantes de la Universidad de Playa Ancha salieron nuevamente a la calle y se enfrentaron con extrema violencia con los efectivos policiales.Las acciones comenzaron alrededor de las 20 horas, cuando los estudiantes comenzaron a encender barricadas a la salida de la Universidad y minutos más tarde se trasladaron hasta la intersección de Benigno Caldera con Maipú, donde armaron nuevamente barricadas y cortaron el tránsito.La situación generó la llegada de carros de Carabineros, los que fueron recibidos con piedras de gran tamaño, lo que da cuenta de una acción organizada con anticipación por los estudiantes.La lluvia de piedras afectó además a los vehículos que transitaban por el lugar y a los que estaban estacionados, varios de los cuales resultaron con sus parabrisas destrozados. Ante esta situación, Carabineros comenzó a utilizar bombas lacrimógenas para dispersar a los manifestantes, los que respondían cada vez con más violencia, lanzando bombas molotov y productos incendiarios con el objetivo de agredir al personal policial y a quienes se encontraban en el lugar. De hecho la prensa apostada en el sector tuvo que abandonar el lugar debido a las piedras que les fueron lanzadas.La situación se puso más tensa cuando comenzó a registrarse un pequeño incendio en las instalaciones de un taller mecánico que se encuentra al frente del campus universitario, luego de que fueran los estudiantes los que lanzaron una bomba molotov al interior del lugar, lo que sumado a los elementos combustibles que se encontraban en el local generó el inicio del fuego.Al lugar debieron concurrir dos carros de Bomberos, quienes recién a las 22 horas pudieron controlar la situación. La rápida acción de los voluntarios evitó la propagación de las llamas, ya que por tratarse de un lugar que almacena bastantes elementos combustibles, la situación podría haber sido de proporciones.Las acciones de los universitarios no dejaron ni carabineros ni estudiantes heridos, ni tampoco detenidos, aunque varias de las mamás de estudiantes secundarios llegaron hasta el lugar a retirar a sus hijos y “a punta” de correazos y retos bastante fuertes, se los llevaron a sus casas.Las acciones ocurridas la noche del jueves se suman a lo ocurrido a lo largo del país, donde también se registraron serios enfrentamientos entre carabineros y estudiantes, debido a que las marchas no estaban autorizadas.