Drama laboral viven tres mujeres cuyo empleador desapareció sin pagar sueldos ni cotizaciones

Óptica Pepermin ubicada a la entrada del Tottus:

Una dramática situación están viviendo tres trabajadoras que venden anteojos para el sol en un puesto ubicado a la entrada del Open Plaza en San Felipe. El hecho tiene relación con que su empleador no les ha pagado el sueldo correspondiente al mes de agosto. Junto con ello, imposiciones a trabajadoras ‘part time’, debiendo vender los últimos lentes para poder pagarse sus remuneraciones.
La encargada del puesto, Nicol Carvajal, dijo a nuestro medio: «Nosotros estamos vendiendo lentes para poder pagar recién, lo que pasa que el día 06 de septiembre nos tenían que pagar remuneración de agosto, y lo que pasó es que nos llamaron que no iban a estar los pagos porque habían tenido un problema administrativo… Llegó el día lunes y nos avisan a las ocho de la tarde que todo esto se había terminado porque el jefe había quebrado, se había tirado la empresa a quiebra y no les iban a pagar, que habíamos quedado sin sueldo, no había nada más que hacer. Al pasar los días el jefe no nos dio la cara, ni siquiera sabemos dónde está, la verdad que algunos dicen que está en Argentina, otros que está con crisis de pánico en la Clínica Santa María; no sabemos nada de él, tiene 98 puntos (puestos) a su cargo, estafó a 300 personas, no le pagó a nadie», dijo.
– ¿Cómo se llama él?
– Mauro Aste Pérez y el representante legal de esta empresa no ha dado la cara, ahora lo último que dijo «no tengo plata nomás», y nosotros estamos haciendo todas las querellas, vamos a presentar una demanda civil que necesitamos que realmente nos pague los sueldos, ahora estamos trabajando gratis, estoy acá en el punto tratando de vender unos pocos lentes que él dejó y ni siquiera alcanza a cubrir los sueldos de las tres personas que trabajamos acá; no pagó cotizaciones durante un año, tiene todas las cotizaciones declaradas, pero no pagadas, es realmente un estafador.
– ¿Cuántas personas son?
– Somos tres personas; yo soy la jefe de punto y dos ‘part time’, a ninguna nos pagó, una de las ‘part time’ lleva un año y medio y no tiene ninguna cotización pagada; exigían los depósitos, nos exigían depositar, ya no tenemos ni plata de los depósitos porque todo está en la cuenta de él, y él traspasó todos los bienes, ni siquiera tiene un auto, no tiene nada, absolutamente nada, entonces está todo planeado, él tiene que haber planeado esto hace mucho tiempo porque ya no tener ningún bien a su nombre es realmente extraño, sabemos también que los lentes se los compraba a un inversionista Hindú y que a este inversionista le debe mil millones de pesos, así es que no sabemos en qué realmente va a quedar, tenemos sindicato y vamos a llegar hasta lo último.
– ¿Cómo se llama la óptica?
– Pepermin, son anteojos de sol Pepermin, son todos los módulos, están ubicados de Arica a Punta Arenas.
– Las tres niñas ¿son madres?
– Tenemos hijos, esto ya es horrible, nosotras pagamos arriendo, pagamos dividendo, yo tengo una hija, las otras tienen dos hijos, somos mamás, necesitamos nuestro sueldo.
– ¿Cómo lo han hecho, cómo ha sido todo esto?
– Ha sido horrible, nos partió el corazón, lo único que hicimos fue llorar porque llegar de un minuto a otro que te digan, ni siquiera podíamos llegar y llevarnos un lente y decir vamos a recuperar la plata; nos iban a acusar de robo, una de mis compañeras del Mall Plaza, ella en la desesperación se llevó los lentes y la fue a buscar la PDI, la metieron presa, y después si uno no viene a presentarse al punto ¿por qué no viene?, si la empresa no se ha tirado en quiebra legalmente, te echan por incumplimiento de contrato, entonces lo que él quiere es que nosotras salgamos como ladronas, por incumplimiento o por todo ese tipo de cosas, y la verdad es complicado porque si no nos pagan agosto, menos nos van a pagar estos día de septiembre y necesitamos que nos paguen, estamos trabajando gratis, absolutamente gratis. Nos partió el corazón a todas, si nos dejó de brazos cruzados, ni siquiera nos dejó con lentes, ni siquiera hacer devoluciones de lentes, entonces era un plan maléfico que él tenía, todo esto está planeado, ahora nos mandan explicaciones que por favor los dejen de amenazar, la señora de él o la ex señora, que está desesperada, que ella no tenía idea de nada, que no sabe nada, pero eso es mentira. Nos trata como si nosotros somos los malos, tenemos que comprenderlos a ellos, nos estafaron a todos, somos muchas personas, son 98 puntos, por cada punto son tres personas, estafaron a todos, a bodegueros; para qué hablar del gerente que él tenía, que era J.M., que es un ladrón que nos pidió que por favor no nos lleváramos nada, y los bodegueros lo fueron a ver y lo único que se le ocurrió hacer es desmantelar, se llevó hasta los sillones que habían.
Las trabajadoras que hacen público su reclamo son de San Rafael en Los Andes, San Esteban y San Felipe.

Acá vemos a Nicol Carvajal, a la izquierda en la foto, acompañada de otra trabajadora.

Acá vemos a Nicol Carvajal, a la izquierda en la foto, acompañada de otra trabajadora.

error: ¡Este contenido está protegido!