El cáncer se llevó al conocido ‘componedor de huesos’ apodado ‘Macanake’

74

Este domingo en la noche:

Este domingo a eso de las diez de la noche falleció en su casa de Población La Santita, el conocido y destacado componedor de huesos Gerardo Veas, más conocido como ‘Makanake’.

La información la dio a conocer su hija Mónica, indicando que su padre padecía de un cáncer terminal en etapa cuatro, que le afectó la laringe «y tenía un daño pulmonar severo producto de su cigarro. Nosotros sabíamos lo que iba a venir, estábamos conformes, pero uno nunca está preparado para despedir al papá o a la mamá. Pero hay que aceptarlo porque la vida es así. Mi papá fue una persona muy querida, demostró mucho cariño por la gente, fue muy buena persona, muy buen esposo, muy buen padre, siempre estuvo para los amigos, para la persona que necesitara ayuda. Mi papá estaba siempre y yo sé que esas personas van a venir a querer devolverle el cariño que ellos le tenían a mi papá», señaló.

¿Cómo se llamaba el oficio que él tenía?

– Compositor de huesos, venían personas de todos lados por tendinitis, que se habían caído; una vez vino un caballero a quien le había caído una moto encima y la pierna le quedó como torcida… desfigurada, y el caballero salió de aquí caminando muy feliz. Venía gente de Punta Arenas, de Argentina, de muchos lugares a visitar a mi papá, se iban muy contentos, muy agradecidos porque mi papá los dejaba muy bien.

¿Por qué el apodo de ‘Makanake’?

– Había un jugador en un mundial que le decían así y allá en el taller del terminal le pusieron ese apodo… los compañeros, los choferes, los micreros.

¿Cómo se lo tomaba, con humor?

– Sí, todo con humor, porque también le decían ‘Flaco Veas’, porque era flaquito, pero sí todo con humor porque era con cariño.

¿Estuvo consciente en los últimos momentos o la había perdido?

– No, ayer (domingo), recién perdió la conciencia mi papá, ya habría poquito los ojos, reaccionaba poco al sonido de la voz de nosotros, mi papá no hablaba por la traqueo.

Se hicieron beneficios, ¿a quién agradecer?

– Sí, nosotros hicimos un bingo, tenemos una rifa pendiente que no la hemos podido tirar por la contingencia, pero ahora ya es buen tiempo para tirarla. En el bingo nos fue bastante bien, fue con ayuda de don Víctor Leiva de la DC, Antonio Toro del club deportivo y nosotros como familia apoyando a mi papá, porque queríamos sacarlo adelante, porque los filtros que usaba mi papá para la tráquea son caros, no los venden aquí en San Felipe. Gracias a las gestiones que hice con las ‘Enfermeras del Dolor’, a última hora me los estaban dando. La carnicería Aconcagua que se portó muy bien, todas las personas de una u otra manera o forma estuvieron apoyando, estuvieron siempre preguntando por mi papá o venían, traían un engañito, para nombrarlos sería una lista interminable. Es a mucha gente a la cual estamos muy agradecida todos como familia, todo el mundo ha sido muy buenas personas, le han devuelto la mano a mi padre; a mis vecinos de aquí de la población La Santita, porque ellos siempre nos han apoyado y siempre hemos podido contar con ellos, la señora Silvia nos ha ayudado bastante.

Es penoso tener que hacer en nuestro país rifas, bingos para poder ayudar a un familiar que tiene una enfermedad, ¿les daba pena, rabia, impotencia?

– Sí, mucha rabia, mucha impotencia porque la salud en este país es horriblemente mala, gracias a Dios yo toqué todas las puertas que tenía que tocar, imagínense que para que me pudieran dar de alta a mi papá del hospital me exigían que yo tuviera una máquina para aspirarle la secreción, para eso tuve que hablar con una asistente social del hospital… con la asistente social de la municipalidad… con la asistente social de la gobernación, para que me pudieran ayudar a comprar esa máquina porque nosotros no contábamos con el dinero suficiente, porque mi papá trabajaba en el taller, no tenía un sueldo, y lo que se ganaba componiendo que de repente eran dos lucas, cinco mil, dependiendo de la voluntad de la persona; mi papá no les cobraba, es lo que usted me quiera dar «señora, si no tiene no se preocupe». La jubilación de mi papá era de cien mil pesos, los filtros valen más de ocho mil pesos, gracias a Dios en estos últimos meses el hospital me los ha dado, pero todo esto debiera estar para las personas que realmente necesitan, pero no es así, el pobre si no tiene plata… se muere… se muere.

Al finalizar reiteró que el día de hoy, en horario por confirmar, se estaría realizando el funeral, cumpliendo con todo el protocolo por la emergencia sanitaria.

Sus restos van a ser sepultados en el cementerio Parque El Almendral, después de un responso religioso en su casa ubicada en calle Bernardo Cruz 1682 de Población La Santita, donde se tomaron todas las medidas indicadas por la Autoridad Sanitaria.

‘El Flaco Veas’ posando para nuestro medio durante su enfermedad.
‘El Flaco Veas’ posando para nuestro medio durante su enfermedad.
Gerardo Veas, más conocido como ‘El Flaco Veas’ o ‘Macanake’, rodeado de amigos y su familia.
Gerardo Veas, más conocido como ‘El Flaco Veas’ o ‘Macanake’, rodeado de amigos y su familia.