Esperan resultados de ADN para determinar si hubo  o no trata de personas

1528

Caso de niña iraquí:

  • Si se establece que los supuestos padres en realidad no lo son, se abrirían diversas aristas legales de mayor gravedad aún, lo que implicaría incluso una investigación más allá de las fronteras de Chile al tratarse de un programa de refugiados palestinos de Naciones Unidas.

Hace unas dos semanas que el abogado Mario Fuentes tiene en su poder la carpeta con los antecedentes sobre el caso de la niña iraquí. En este caso son hechos por abuso sexual. Junto con ello está a la espera de los resultados del examen de ADN para saber quiénes son en definitiva los padres biológicos de la menor.

«Ya tengo en mis manos por lo menos una a dos semanas aproximadamente, la carpeta investigativa acerca de una segunda arista relacionada con este caso que es la de abuso sexual. Es una carpeta que contiene una serie de pruebas de cargo en contra de estos supuestos padres, digo supuestos porque todavía no se ha comprobado quienes son los padres de mi representada, y que con las pruebas que allí existen me permiten a mí en un plazo muy acotado, de aquí a una semana más, presentar ya una querella por el delito de abuso sexual reiterado. Estamos también a la espera desde hace una semana se practicaron los exámenes de ADN para corroborar la duda que hemos tenido desde el inicio del caso, corroborar si los supuestos padres son o no los padres de la niña, porque de no serlo abre una serie de otras aristas legales y que revisten aún mayor gravedad. Ese examen ya se hizo y es muy probable que la próxima semana se tengan los resultados de esos exámenes», señaló el abogado Mario Fuentes.

En cuanto al delito de trata de personas que se pidió, dijo que esa causa la lleva la curadora de la menor, que también es abogada y está a cargo de esa investigación.

Dijo que en el caso que se compruebe que no son los padres biológicos de la menor, «con mayor razón se podrá comprobar el delito de trata de personas, que no es lo mismo que tráfico de migrantes, siempre hay una confusión con esos delitos; el tráfico de migrantes es muy sencillo, es cuando alguien motivado por un afán económico, pasa ilegalmente a un extranjero a otro país, eso en resumen, a diferencia la trata de personas es cuando se trae a una persona a un país extraño engañada por un supuesto trabajo, por ejemplo, y cuando llega a Chile es sometida a por ejemplo prestaciones sexuales, a lo que vimos años atrás que pasó en la zona sur de Chile, en un fundo, una especie de esclavitud en el siglo 21, personas que eran obligadas a prestar servicio en una zona rural sin pago alguno y todas hacinadas en un galón, lo recuerdo perfectamente, eso lo recuerdo, trata de personas», indicó Fuentes.

Ellos como defensa piensan que la niña que hoy tiene 15 años, entró a Chile a los 2 años de edad. Por eso las dudas de cómo ingresó a nuestro país. ¿Dónde están sus padres biológicos? ¿Qué sucedió?, «entonces eso abre otro tipo de hipótesis que va a implicar una investigación más allá de las fronteras de Chile, porque este fue un programa de la ONU»,  indicó el abogado.

Fuentes reiteró sus dudas sobre el ingreso a Chile con dos extraños en el caso que el ADN no sea concordante con la niña. Este antecedente serviría para avanzar en la investigación de trata de personas, «pero tiene que sumarse a otros, como lo indicaba recién va a implicar investigaciones no solo en Chile, porque este fue un programa de Naciones Unidas de refugiados palestinos y Naciones Unidas son los que hicieron los primeros filtros para el ingreso de estas personas al país, entonces ellos debiesen tener mayor información que hoy día en Chile no hay», manifestó el abogado.

Mencionó nuevamente que están a la espera del resultado de los exámenes de ADN porque la menor sólo quiere tener una identidad.

Mario Fuentes, abogado de la menor.
Mario Fuentes, abogado de la menor.