Familias se tomarían terreno para instalar mediaguas mientras dure pandemia

No tienen trabajo ni dinero para seguir pagando arriendo:

Un grupo compuesto por 14 familias están dispuestas, como un gesto de desesperación, a tomarse un terreno ubicado entre Villa Departamental y Villa Yevide e instalar ahí mediaguas para poder vivir mientras pase la pandemia. Esto debido a que no tienen plata para seguir pagando los arriendos, lo que ha llevado a que los dueños les están pidiendo los departamentos. Todo por la falta de trabajo.

Justifican su accionar indicando que este terreno ha estado abandonado por más de 25 años y sirve para cometer actos delictivos.

La vocera de las familias, Estefany Ponce, ratifica lo anterior: «Después de 25 años los dueños vienen a reclamar el terreno, ahora que está limpio, acá se ocupaba para basurero. Las 14 familias quieren hacer toma de este terreno para poder vivir porque los dueños les están pidiendo sus departamentos, para poder venirse a vivir por la contingencia… van a quedar en la calle, por eso se están tomando este terreno y los dueños vienen con sus abogados a supuestamente quitarles el terreno que nos estamos tomando nosotros», dijo Estefany Ponce.

¿Cuando termine la limpieza piensan instalarse ustedes?

– La limpieza termina hoy día y se levanta el campamento pandemia.

Reconocen que una toma es ilegal, pero la desesperación en estos momentos puede más: «Es ilegal, nosotros investigamos, hemos hablado con abogado, investigado el tema, no es que nos vayamos a tomar de por vida este terreno, sino que es por la contingencia solamente, es mientras pase la pandemia, después encontrar, regularizar un arriendo, no es que nos vamos a tomar esto dos o tres años. Tanto la población Yevide como la Villa Departamental están de acuerdo en que las 14 familias se estén tomando este terreno, porque como les expliqué anteriormente, este terreno ha sido usado para asaltos, motel clandestino, basurales, se presta para mucho, entonces ahora va a haber gente y solo van a transitar las familias que están acá».

¿Después piensan buscar una solución habitacional definitiva por parte de las autoridades?

– Obviamente queremos tener una reunión con el alcalde para que les preste ayuda a las 14 familias que se van a tomar acá.

 

TESTIMONIOS

Una de las personas que piensa instalarse en el lugar es Sandra Medina, quien dice que es temporera: «No tenemos plata para pagar los arriendos, estamos viviendo con lo que nos queda para comer, alcanzamos a juntar algo  de mercadería, yo fui a pedir ayuda al municipio, me dejaron anotada, ya voy para el mes y no llega ayuda, no llega mercadería tampoco», dijo.

¿Están haciendo olla común?

– Sí, porque nos estamos cuidando todos del pedazo que nos estamos tomando y no le vamos a hacer daño a nadie. Lo único que queremos es instalar algo con un techito para los niños, poder vivir y que pase todo lo que tiene que pasar y después volver a la normalidad, tener trabajo y volver a arrendar.

En tanto Víctor Costa dice que debe tres meses de luz y agua; «el arriendo que tuvimos que mover algo por ahí, yo tenía unos ahorritos en el banco, fui y los saqué y ahorré cien mil pesos porque me cobran ciento sesenta lucas el departamento, no tengo más… no he trabajado hace dos meses, toda la platita que junté durante la temporada se terminó ¿Ahora dónde tenemos que vivir?, tenemos que tomarnos algo para poder venirnos a vivir, acá lo que nosotros vamos a hacer es una media agua, nada más. Ahora el agua, la luz, eso no sé cómo lo vamos a hacer, pero tenemos que solucionar esos problemas entre todo el grupito que estamos, porque somos… 15 familias que estamos acá, no soy sólo yo, mi familia es mi señora y una niñita, ella tiene una niñita chica, y claro hay mucha desesperación y estamos pasando hambre porque ya se nos están terminando los víveres. Las señoras van a la municipalidad, les dejan el número de teléfono para llamarlas y no solucionan nada», señaló.

Otra vecina, Laura Vásquez, dijo a nuestro medio estar en las mismas condiciones «de las compañeras porque no hay trabajo, yo soy sola, también estoy enferma de la columna, ahora por la edad no me dan trabajo porque en todos lados están recibiendo menos de 60 años. Esta es la única solución que vemos por ahora y tenemos que hacerlo porque no tenemos como pagar arriendo, y la gente que está acá estamos con esfuerzo limpiando el terrenito porque ya no podemos pagar arriendo y la gente está pidiendo las casas, los departamentos, yo ya llevo dos meses que no pago, estoy en eso, no hay pega, no tenemos trabajo… no hay nada. Para alimentarme estamos con una olla común entre todas ponemos algo y hacemos comida… porotos, tallarines, todo eso hacemos», señaló.

Cabe destacar que por antecedentes obtenidos por nuestro medio, el terreno correspondería a la inmobiliaria Bartolomé.

El grupo de vecinos que está dispuesto a tomarse el terreno para vivir mientras dure la pandemia.

El grupo de vecinos que está dispuesto a tomarse el terreno para vivir mientras dure la pandemia.

error: ¡Este contenido está protegido!