Fue su propio hermano quien lo golpeó en la cabeza hasta darle muerte

33
Claudio Enrique Saavedra Vivar (45) confesó que durante una discusión que subió de tono, habría golpeado en la cabeza a su hermano repetidamente hasta matarlo.

Definitivamente “El Palito” fue asesinado, reveló informe de autopsia, determinándose que discusión al calor de la ingesta de alcohol habría detonado el trágico desenlace.

LOS ANDES.- La muerte de Ricardo Alberto Saavedra Vivar, alias “El Palito”, no fue accidental y se debió a golpes con un objeto contundente, determinó finalmente el informe de la autopsia practicado al occiso.

Estos antecedentes corroboraron la hipótesis que ya manejaba la Brigada de Homicidios de la PDI respecto a la eventual participación de terceros en su muerte, particularmente de su hermano Claudio Enrique Saavedra Vivar (45).

El Jefe de la Brigada de Homicidios, Subprefecto Jorge Silva, indicó que de acuerdo a las pericias se estableció que el hecho en sí fue un homicidio, recuperándose el palo con el cual Claudio Saavedra golpeó en la cabeza a su hermano hasta darle muerte.

Silva comentó que el hecho se produjo en la madrugada del sábado cuando ambos hermanos se trenzaron en una discusión en el domicilio que ambos compartían en la calle Purén de la Población Alonso de Ercilla.

El Jefe de la BH dijo que la muerte de “El Palito” se produjo por un traumatismo encéfalo craneano ocasionado con un objeto contundente y no a causa de una caída accidental como habría indicado en primera instancia el homicida.

Agregó que eran frecuentes las peleas entre ambos hermanos derivadas de la ingesta de alcohol y el consumo de drogas.

Asimismo, comentó que el homicida terminó por confesar el crimen, «y en su detención no hubo problemas ya que estaba plenamente consciente de lo que había ocurrido y que había causado la muerte a su hermano».

Silva puntualizó que tenían indicios previos que la lesión sufrida por “El Palito” era interna y atribuible a terceros, “pero no podíamos aseverar nada hasta tener el informe de autopsia».

En su confesión, Saavedra Vivar manifestó que tras trenzarse a golpes con su hermano lo botó al piso, cayendo éste de boca, tras lo cual lo pisó y luego salió al patio donde cogió un madero de 65 centímetros de largo con el cual lo golpeó reiteradamente en la cabeza.

Acto seguido se fue a acostar y en la mañana salió del domicilio, retornando cerca de las 14 horas donde encontró a su hermano sin vida.

Tras ello limpió la sangre esparcida en el piso y luego se comunicó con una vecina y un cuñado a quienes les contó lo que había hecho, aun cuando en primera instancia entregó la versión de la caída.

Claudio Saavedra fue puesto a disposición del Tribunal de Garantía donde la fiscal Claudia Cueto lo formalizó por homicidio.

Si bien la fiscal pidió la prisión preventiva, el Juez Marcelo Rojas no accedió a esta cautelar tomando como base a la argumentación de la defensa en cuanto que no estaba lo suficientemente acreditada la participación del imputado en los hechos, ya que esa noche habría tomado parte también en la pelea un tercer hermano.

Además, se establecieron vicios en la declaración del imputado ante la PDI y en los peritajes de la policía.

Ante este revés, la fiscal Cueto apeló de forma verbal de tal forma que será la Corte de Apelaciones de Valparaíso la que deberá establecer si aplica o no la medida de prisión preventiva.

El plazo para el cierre judicial de la investigación se fijó en cinco meses dada la realización de peritajes.