Industrialinos no peligran perder año lectivo pese a no contar con práctica presencial

1146

Director Andrés Vargas nos habla del desánimo, depresiones y angustias del alumnado:

Un panorama positivo es el que impera en toda la comunidad educativa de la Escuela Industrial Guillermo Richards Cuevas, de San Felipe, de cara ya casi al cierre del año lectivo 2020 pese a la cruda pandemia que afecta a toda la humanidad de manera directa o indirectamente. Así se desprende de una amplia entrevista concedida este miércoles a Diario El Trabajo por el director de dicha casa de estudios, Andrés Vargas Munita, quien nos explica además cómo el personal docente ha tenido que atender situaciones de desánimo, depresión, problemas económicos y diversos, tanto de estudiantes como de algunas familias completas.

«En la Escuela hemos trabajado todas las asignaturas a lo largo del año de modo virtual, y también los módulos de las especialidades, efectivamente los estudiantes no han podido ir a los talleres por lo tanto no han practicado las competencias y habilidades que deseamos que desarrollen, sin embargo lo hemos cubierto en la medida de lo posible a través de tutoriales y clases explicativas, lecturas, de manera que han avanzado y han sido evaluados también en todas las materias. En cuanto a la cobertura curricular de un año ‘normal’ digamos, este año será menor, pero dicho eso estamos bastante lejos del punto de inicio, o sea, se ha recorrido un tramo académico, ha habido aprendizaje y estudio, por lo tanto eso se traducirá en evaluaciones y en calificaciones», dijo Vargas a Diario El Trabajo.

RESUMEN Y ANÁLISIS

¿Cómo ha logrado la Escuela Industrial y el alumnado adaptarse este año de manera no presencial, peligran ellos perder su año?

– La gran mayoría de nuestros estudiantes ha trabajado regularmente -no sin dificultades- pero ha logrado un ritmo académico que ha permitido progresar y avanzar, entonces esperamos que la inmensa mayoría pase de curso, el Mineduc ha propuesto un sistema de agrupamiento o priorización de asignaturas, de tal modo que las asignaturas más fuertes en número de horas y en cantidad de evaluaciones se alimenten también de otras asignaciones que podrían llamarse secundarias desde el punto de vista de la cantidad de horas que ocupan en el horario escolar, y eso probablemente ayudará a los alumnos a obtener un mejor promedio y a pasar de curso.

¿Cómo se viene el próximo año 2021 y cómo se preparan ustedes en la Industrial?

– Es bien difícil saberlo. Ahora estamos viendo que algunos establecimientos han retomado actividades presenciales, nosotros tenemos la esperanza de tener el próximo mes algunas actividades también presenciales y las vamos a orientar a los talleres, por lo que imagino que 2021 será con un sistema mixto entre lo virtual y presencial, lo cual es muy interesante porque los alumnos de alguna manera ya han aprendido a manejarse en este sistema virtual que tiene sus ventajas, pues se ahorra en locomoción, tiempo, y se pueden trabajar contenidos teóricos de una buena manera, favorece también en mucho el trabajo grupal, y creemos que no es incompatible con otras actividades presenciales.

¿Qué análisis general puede usted hacer acerca del proceso educativo 2020 en su Escuela?

– Como análisis de lo que está ocurriendo en este año de pandemia creo que es muy importante sacar lecciones de vida, nadie puede decir que este año es un año perdido, al contrario, este es un año que -espero no se repita- y por lo tanto va a significar una experiencia única en la vida de todos nosotros, experiencia que debiera fortalecernos, yo creo que hemos aprendido un montón este año, nosotros los docentes hemos estado constantemente aprendiendo, no solamente contenidos objetivos como pueden ser el manejo de una plataforma de hacer clases a distancia, sino también una manera de colaborar, de sintonizar, los estudiantes la aproximación que se han dado a la realidad de cada uno tanto de los colegas como los alumnos ha sido tremenda y creo que nunca habíamos estado tan sensibles a la realidad que está viviendo ‘el otro’, y eso nos ha hecho más humanos, más comprensivos y más colaboradores unos con otros. Y yo espero que esa lección la rescatemos y no volvamos a un sistema tan masivo, ajeno, sino que conservemos esta colaboración con los papás, algunos apoderados se han involucrado mucho, así debe ser y es algo que entre todos hemos logrado que se dé más que nunca.

¿Qué es lo más complejo que ocurre para el desarrollo académico de la Escuela con esta pandemia?

– El lado complejo es en una parte hablando de lo académico, la dificultad que han tenido estudiantes y también algunos docentes en conectividad, en la tensión que significa estar trabajando dentro de la casa con todos los requerimientos del hogar, eso ha sido difícil, algunos niños se han tenido que ir a trabajar pues la crisis económica alcanzó sus hogares de manera dura y no han podido atender sus estudios, y también nos hemos dado cuenta que los ‘nativos digitales’ no lo eran tanto, eran nativos de redes sociales pero no del trabajo digital, y junto con eso hemos visto que el sistema escolar tradicional tiende a generar dependencia en los jóvenes, quienes a la hora de tener que trabajar solos se descolocan, sienten que no son capaces, que no saben investigar, y es ahí entonces cuando se desesperan, cuando la verdad es que el contenido curricular que hemos logrado abarcar este año es del orden del 50% a 60% de lo que sería un año normal, o sea, en cuanto a contenido estamos hablando de un año ‘más fácil que otros años’, pero claro la modalidad fue lo complejo y ahí está el aprendizaje que debemos tener, ojala todos los niños y jóvenes hayan crecido en autonomía, la familia en compromiso y en involucrarse en el proceso educativo de sus hijos.

¿En la parte paliativa cómo ha solucionado la Industrial con las familias en crisis?

– Durante este tiempo de pandemia fue clave la dupla psicosocial, aquí tenemos un asistente social que fue recabando información con ayuda de los profesores acompañantes para saber de las familias que estaban más complicadas económicamente, y se fue en ayuda de ellas no solamente con mercadería que manda la Junaeb que se entregó regularmente, sino que también con cajas de alimentos familiares por parte del Centro de Padres, también se les ayudó con paquetes de datos de comunicación (planes Internet) para aquellos que tenían y tienen problemas de conectividad, y algunas ayudas económicas emanadas de la Escuela para aquellas familias que tenían problemas de salud y otros problemas específicos. Junto con ello hubo estudiantes que presentaron crisis de motivación, incluso depresiones, y ahí  también el seguimiento por parte de nuestra psicóloga, que fue bastante importante para sostener el compromiso de los estudiantes con sus estudios, y así tenemos hoy la alegría de casi llegar al final del año lectivo con la misma cantidad de alumnos con la que iniciamos, o sea, con 1.152 estudiantes inscritos entre Primero a Cuarto Medio.

Roberto González Short

"NATIVOS DIGITALES".- Con gran fuerza y vigor el alumnado industrialino sale adelante pese a la pandemia y estar sujeto sólo a las clases por internet.
“NATIVOS DIGITALES”.- Con gran fuerza y vigor el alumnado industrialino sale adelante pese a la pandemia y estar sujeto sólo a las clases por internet.
INDUSTRIALINOS.- Ellos son sólo una parte del personal a cargo de la Escuela Industrial Guillermo Richards Cuevas, de San Felipe. (Archivo)
INDUSTRIALINOS.- Ellos son sólo una parte del personal a cargo de la Escuela Industrial Guillermo Richards Cuevas, de San Felipe. (Archivo)
Director de la Escuela Industrial, Andrés Vargas Munita.
Director de la Escuela Industrial, Andrés Vargas Munita.