Instalado primer puesto fronterizo de avanzada en Vega Los Ciénagos

13
Pertrechos, alimentos y una buena dosis de paciencia son los recursos con los que deben contar cada uno de los cuatro carabineros que desde ayer lunes patrullarán nuestra frontera con Argentina en el Puesto Vega Los Ciénagos.

Roberto González Short – rgonzalez@eltrabajo.cl

Ayer se inició la colocación a nivel nacional de los puestos de Avanzada Fronteriza instalados por Carabineros de Chile. Las Prefecturas de Aconcagua y Aéreo Policial se dieron a la tarea de realizar el traslado de personal, pertrechos y alimentación por la vía aérea hasta la zona limítrofe con Argentina, Puesto Vega Los Ciénagos.

El período de funcionamiento programado de estos destacamentos para esta temporada se extiende desde ayer lunes hasta mediados de abril de 2012, y el propósito fundamental de dichas operaciones a nivel nacional es vigilar la soberanía del Estado de Chile en lugares apartados, además de fiscalizar para hacer cumplir las leyes de extranjería y evitar la acción de contrabandistas de ganado procedentes de Argentina, ya que los bovinos de ese país hermano representan un riesgo de contagio de la peligrosa Fiebre Aftosa.

«Desde el Puesto Los Patos en Putaendo iniciamos el trabajo de montar nuestro primer destacamento para dar desarrollo al rol primordial de la Soberanía. Carabineros patrullará la cordillera y dará validez a una serie de leyes establecidas en el sector fronterizo en la parte de Aduanas, drogas y trasiego de animales», comentó el Prefecto de Aconcagua, Coronel Manuel Letelier.

SOLEDAD Y MUCHO TRABAJO

Para transportar las frutas, granos, combustible, material para establecerse y mantas para soportar el frío, fue necesario realizar siete vuelos entre Los Patos y Vega Los Ciérnagos, lugar este último donde cuatro carabineros pernoctarán y patrullarán durante un mes completo hasta que sean relevados. Es la soledad, el frío y el sentido de la responsabilidad lo que los atará a cada una de sus obligaciones por cumplir en esos 30 días.

Los cuatro oficiales destacados permanecen sin señal para celular, televisión ni radio, solo usan alguna película de DVD o libros en sus ratos libres. Una batería de auto y la energía solar les ayuda a poder iluminar sus habitaciones y algunos electrodomésticos. El agua disponible es 100% pura, pues nace en las mismas montañas en donde está el destacamento.