Juntan firmas para pedir al municipio los autorice a funcionar los domingos

837

Chacareros de Feria Diego de Almagro:

Ayer un grupo de feriantes de Diego de Almagro instalaron unas mesas en la Plaza de Armas, específicamente en Salinas con Prat, frente a la municipalidad, para reunir firmas y presentarlas al municipio para volver a funcionar los días domingo.

Jeannette Carrasco, una de las feriantes que se ha visto afectada con el cierre de la feria a causa de la pandemia por el coronavirus, señaló que han sido meses agobiantes los vividos últimamente, «porque estamos a la deriva simplemente esperando la respuesta del municipio, semana a semana esperando una repuesta. Igual estamos conscientes que producto de la pandemia y de la cuarentena ha costado un poco trabajar, pero también depende de la voluntad del alcalde, de la voluntad nuestra que estamos al cien. La ciudadanía está más consciente que tiene que cuidarse, que hay que usar mascarillas, entonces estamos con todas las ganas de empezar, de reabrir la feria. Son tres meses que no se ha podido trabajar, hay muchos que se han tenido que reinventar obviamente producto de esto, porque tienen que recibir ingresos, nosotros como locatarios no hemos recibido apoyo de la municipalidad en el sentido de mercadería directamente, específicamente a los chacareros no», señaló.

Consultada por el recurso de protección presentado en su momento por ellos contra la municipalidad para que nos los cambiaran de lugar, indicó que «lamentablemente tuvimos que sacar plata de nuestros bolsillos para contratar un abogado y presentar un recurso ante la Corte. Bueno la municipalidad se defendió ante eso y todavía estamos esperando, esto tal vez se prolongue… no sabemos, pueden ser meses, pueden ser días, no lo sabemos y nosotros ahora ¡ya! Necesitamos trabajar».

En cuanto a las medidas de seguridad que ofrecen para evitar posibles contagios, Jeannette Carrasco señaló que ellos están salvaguardando su lugar de trabajo; «nuestro metro cuadrado, los tres metros que corresponden, donde cada locatario se hace responsable de su espacio. Lo que corresponde a la parte aledaña a la feria está Carabineros, militares, los inspectores municipales a los cuales nosotros hemos recurrido y les hemos pedido que nos ayuden en esa parte, porque a nosotros como ciudadanos no nos corresponde salvaguardar la parte de la calle», indicó.

Enfatizó que la idea de esta recolección de firmas es ejercer presión o concientizar a la autoridad para que los dejen funcionar, «porque el recurso a favor nuestro se va a tardar, pero con las firmas haciendo ‘presión’, para tratar que el alcalde nos reciba hoy (ayer) para poder trabajar si Dios quiere esta semana», indicó Carrasco.

Reconoció que el 50% de los feriantes son productores que han perdido su producción de este año, producto que no han podido trabajar en la feria. Porque si van a trabajar a otro lugar les cobran arriendo, entrada, en cambio en la feria «todavía tenemos que pagar la patente, hay algunos que hemos tenido que reinventarnos, hacer otra cosa, trabajar de delivery, qué sé yo, pero nuestro punto principal, nuestra fuente principal es la feria Diego de Almagro. Como le digo, muchos agricultores han perdido sus cosechas», indicó Carrasco.

¿Tienen que pagar la patente?

– Sí, tenemos que pagarla, ese es un punto muy importante porque el 31 de julio venció el pago de patentes comerciales.

Consultada sobre algún tipo de facilidades, dijo que tenían que presentar las solicitudes, «donde nos pedían hasta el grupo sanguíneo. Hay muchos que no cumplían con eso porque para poder sacar documentos hay que pagarle a un contador, y no estamos en condiciones de seguir desembolsando de nuestros bolsillos porque no tenemos el dinero para hacer eso. Bueno, hay muchas personas que no llenaron la solicitud, no mandaron la solicitud, pero el alcalde no se ha pronunciado sobre eso en nada, ni siquiera una rebaja, un descuento o una prórroga para poder mitigar un poco el bolsillo de los chacareros», señaló Jeannette Carrasco, vocera del grupo de Chacareros.

Otro de los chacareros presente en el lugar era Carlos Silva, quien indicó que ha sido complicado porque «lamentablemente no hemos podido trabajar, y la vez que trabajamos lo hicimos bien, amplio total, todo bonito, todo grande, lamentablemente el señor alcalde nos dejó ahí; yo tengo más de cuarenta años de feriante con mi madre… mi madre tiene 91 años, yo trabajé al lado de la iglesia cuando se abrió la feria 40 años, legal, así es que imagínese. En este momento me he sentido mal porque por ejemplo tuve una jubilación de 800 mil pesos y yo me la comí, no tengo ni un ‘dentro’; mandé los papeles a la municipalidad, los doce IVA, a ver si me ayudan. En este momento abrí una segunda sucursal en El Almendral, ahí está mi hija que está sin trabajo, más mi esposa que tiene que mantenerse, y no sé cómo hacerlo, gracias a Dios despacito me he ido, pero necesito la de Diego de Almagro, la necesito porque realmente con mis compañeros estamos complicados», señaló.

Importante señalar que la feria Diego de Almagro lleva como decía un cartel, 50 años funcionando en el lugar.

JUSTICIA DEBE PRONUNCIARSE

El alcalde Patricio Freire Canto se reunió con representantes de la Feria Diego de Almagro, quienes solicitan la autorización del municipio para volver a funcionar, instancia que permitió abordar este planteamiento.

Uno de los aspectos que aclaró fue que, mientras los feriantes no retiren la demanda en contra de la corporación, no se puede avanzar en dar una respuesta que les permita funcionar, esto porque dado que al encontrarse judicializado, es el tribunal el que debe pronunciarse sobre la materia.

La propuesta es que desistan de esta acción judicial para que puedan volver a operar, con todas las medidas y protocolos sanitarios que correspondan para evitar contagios por Covid-19.

El jefe comunal precisó que existe plena conciencia que, en la medida que la comuna avance a la Fase 3 del Plan Nacional Paso a Paso, la Feria Diego de Almagro deberá funcionar; eso sí, toda vez que cumpla con cada una de las medidas que asegure que no se transforme en un foco de propagación del virus.

“Quiero que los feriantes entiendan que lo que buscamos es evitar un aumento explosivo de los casos, tenemos que transmitir seguridad a las vecinas y vecinos para poder lograr que la feria vuelva a operar los días domingo”, comentó.

Freire reiteró que, una vez que se retire la demanda, se formará una mesa de trabajo que permita avanzar en los protocolos necesarios para que la Feria Diego de Almagro opere nuevamente.

Un transeúnte firmando en apoyo a los chacareros para que vuelva a funcionar la feria.
Un transeúnte firmando en apoyo a los chacareros para que vuelva a funcionar la feria.
Varias mujeres también presentes en la firma de apoyo para que vuelva la feria.
Varias mujeres también presentes en la firma de apoyo para que vuelva la feria.
Los feriantes esperando el apoyo de la comunidad para volver a instalarse con sus puestos.
Los feriantes esperando el apoyo de la comunidad para volver a instalarse con sus puestos.
Acá una mujer sostiene el cartel donde dice 50 años de patrimonio.
Acá una mujer sostiene el cartel donde dice 50 años de patrimonio.
Acalde Patricio Freire Canto.
Acalde Patricio Freire Canto.