Largas filas de personas despedidas para cobrar seguro de cesantía en San Felipe

Una larga fila de personas despedidas era posible ver hoy en la mañana afuera de la oficina de la Administradora de Fondos de Cesantía (AFC) ubicada en calle Merced, a pasos de Navarro en San Felipe. El motivo no era otro que cobrar el seguro de cesantía. Esto a propósito que muchos trabajadores y trabajadoras están siendo despedidos con fecha 31 de marzo.

Nuestro medio aprovechó la ocasión para conversar con algunas personas y conocer su realidad, como la de Patricio, oriundo de la Santa María, trabajador temporero en un fundo a quien le dieron la carta de aviso.

“Me dieron la carta de aviso y pa’ fuera, nos pagaron el finiquito, pero es muy poco y ahora venimos a hacer esto acá. Esperemos que nos vaya bien. Está difícil para encontrar trabajo. Yo soy de Santa María, soy trabajador temporero; allá arriba no hay trabajo, está todo agotado, todo malo, vamos a ver qué va a pasar, no tengo idea cuánto dinero voy a sacar, Dios quiera que sirva para algo. Gracias a Dios no tengo deudas”, dijo Patricio.

Una mujer que estaba en la fila nos dijo que en el caso de ella venía a averiguar en qué consistía el seguro de cesantía, había sido recién despedidas después de cinco años trabajando: “Fui finiquitada ahora el 31 de marzo, con carta de aviso, duré en la empresa cinco años, ahora solamente vengo a averiguar de qué se trata el seguro de cesantía, cuánto dinero tengo, porque no hay mucha información”, señaló.

Mauricio, que también estaba en la fila, indicó: “Me despidieron y vengo a ver el seguro de cesantía. Ahora… ¿cuánto tengo?… Me pagaron el finiquito, creo que me despidieron producto de la situación, nos cortaron a todos. No nos dijeron nada, pero es por eso, por el coronavirus”.

Este último dijo que el finiquito fue alrededor de 90 mil pesos.

Importante señalar que el Presidente de la República, Sebastián Piñera, promulgó la ley de protección al empleo.

Al respecto la Seremi del Trabajo de la Quinta región, abogada María Violeta Silva Cajas, dijo que una de las disposiciones de la norma es que “nos permite reciliar o dejar sin efecto los términos de contrato que se hayan producido desde el 18 de marzo en adelante. Eso le permite contar con este efecto retroactivo y que los trabajadores que ya habían sido despedidos, puedan acogerse a esta norma. Se establece efectivamente que durante el periodo comprendido entre la declaración de catástrofe y la entrada en vigencia de esta ley, las partes que hubieran dado término a la relación laboral, cualquiera fuera la causal, podrán reciliar dicha terminación y acogerse al beneficio de esta ley. En castellano, dejar sin efecto, pero eso significa de mutuo acuerdo entre las partes”, señaló.

También esta ley permite suspender temporalmente el trabajo en la empresa, pero manteniendo el empleo, el contrato y todos los derechos laborales.

Se suspende el pago de remuneraciones del empleador y el trabajador hará uso del seguro de cesantía.

La ley también permitirá la reducción de la jornada laboral hasta en un 50%, compensando parte de la remuneración con el seguro de cesantía.

Suspende las relaciones laborales a las trabajadoras de casa particular, accediendo al beneficio de la indemnización a todo evento.

Durante seis meses, o existiendo el Estado de Catástrofe, se prohibirán las desvinculaciones por fuerza mayor que invoquen como motivo la pandemia del Covid-19.

 

Personas esperando ser atendidas afuera de la oficina de la AFC.

Personas esperando ser atendidas afuera de la oficina de la AFC.

error: ¡Este contenido está protegido!