Lesiones de Tamara se asemejan a choque vehicular o caída de 10 pisos

10
La tía de la joven, Carmen Gloria Lorca, espera que se haga justicia y dijo que su sobrina no merecía morir así.

En prisión preventiva quedó el joven Nicolás González por el homicidio agravado de Tamara Lepe y por el aborto violento del bebé que ella llevaba en su vientre

Sylvia Vergara G. – svergara@eltrabajo.cl

En prisión preventiva quedó Nicolás González Aguilera (19), el imputado por el homicidio de su ex polola Tamara Lepe Vargas (21), hecho ocurrido el domingo 6 de noviembre en la casa de la joven y que ha conmocionado a la opinión pública local y nacional.

Así lo determinó el Magistrado Miguel Sáez en la audiencia de formalización de cargos que se le efectuó al imputado la mañana de este martes, por los delitos de homicidio, que tiene carácter de crimen y que fue cometido contra la joven que tenía 8 meses de embarazo, y de aborto violento contra el bebé que esperaba.

Durante la audiencia, que comenzó pasadas las 11 de la mañana, el fiscal a cargo de la investigación y jefe de la Fiscalía de San Felipe, Osvaldo Basso, expuso los hechos ocurridos ese día según la confesión entregada por el único imputado por el crimen. Durante ese día, Nicolás llegó a la casa de Tamara y comenzaron una discusión que terminó en una violentísima pelea entre ambos, donde el imputado atacó a la joven con golpes de pies y puños, dejándola con un traumatismo esquelético visceral, según se desprende de la autopsia realizada por el Servicio Médico Legal de San Felipe, la que fue realizada este lunes, daños sólo comparables con un choque vehicular o una caída de 10 pisos de altura, ya que la joven quedó con el cráneo destruido y su cuello y las costillas fracturadas.

«Es poco común encontrarse en delitos de homicidios de este tipo, donde un hombre mata a una mujer a golpes, que le produzca las lesiones que nosotros tuvimos la oportunidad de señalar en la audiencia. Yo hacía un parangón que lesiones de este tipo al menos se observan en investigaciones en accidentes violentos de tránsito y en suicidios, donde la víctima se arroja sobre los 10 pisos de altura».

En la audiencia además el fiscal Basso señaló que se está en presencia de un concurso ideal de delitos, por lo que está solicitando una pena entre los diez años y un día a 15 años, por el delito de homicidio.

Además el persecutor argumentó que el hecho de que el imputado no tenga antecedentes y haya colaborado con la investigación no son atenuantes suficientes para bajar la pena.

El punto fue discutido por el defensor del imputado, Julio Álvarez, quien señaló que existen circunstancias atenuantes en el caso, como la confesión realizada por el imputado y la cooperación que ha prestado el joven, lo que permitiría rebajar la pena en un grado, pidiendo de esta forma la medida cautelar de arresto domiciliario total.

Con estos antecedentes y luego de escuchar a ambas partes, el Magistrado resolvió decretar la prisión preventiva por constituir un peligro para la sociedad.

«Teniendo presente la pena asignada por el delito de homicidio y el número de delitos por los que ha sido formalizado el imputado y el carácter del delito de homicidio, estima el sentenciador que la libertad del ofendido es peligrosa para la seguridad de la sociedad, razón por la que se decreta la prisión preventiva al imputado», sentenció, estableciendo además 100 días para el cierre de la investigación.

Además el defensor pidió que la prisión preventiva se cumpliera en el Centro de Cumplimiento Penitenciario de San Felipe, en lo posible en el dormitorio número 15, sector que se encuentra vigilado por personal de Gendarmería, eso debido a las amenazas que ha recibido al interior del penal, petición a la que el Magistrado accedió, estableciendo que se oficiará a Gendarmería que vele por la seguridad del imputado.

Una vez terminada la audiencia, los familiares de la víctima se retiraron rápidamente del Juzgado de Garantía y el padre de la joven declinó hacer declaraciones mientras dure el proceso.

«No se merecía una muerte así»

Una tía de la joven se refirió al caso, señalando que está «conforme, Dios es grande, mi sobrina merece justicia, no se merecía una muerte así, ningún ser humano tiene derecho a matar de esa forma, ni con un niño en el vientre tampoco», dijo Carmen Gloria Lorca.

En tanto la tía abuela de la joven dijo a Diario El Trabajo que estos días han sido tristes, «más encima vienen a hacer show los padres del asesino, ella era una niña muy buena, tranquila, esperamos que se haga justicia, el desgraciado esperó que estuviera sola en la casa para ir a verla».