Lleva 40 años siendo bombero y hoy nos comparte sus experiencias

1494

Luis Gabriel Jara Inostroza hoy en Diario El Trabajo:

Hoy continuamos con las reseñas especiales de los bomberos sanfelipeños que a lo largo de su vida se han ido destacando como ‘Maestros del Arte Real’ en el oficio de apagar incendios, rescatar a personas y animales, así como de velar por los bienes inmuebles de todos los sanfelipeños cuando la tragedia ocurre.

‘FUI EDUCADO A LA ANTIGUA’

En esta oportunidad presentamos al Miembro Honorario del Cuerpo de Bomberos de San Felipe, Luis Gabriel Jara Inostroza, incorporado el 18 de diciembre de 1980, tiene 64 años de edad y 40 de ser bombero.

«Yo nací el 23 de diciembre de 1956, soy nacido y criado en la ciudad de San Felipe, nací puntualmente en el Hospital San Camilo, del hospital de Cajales, incluso mi niñez la viví en ese sector hasta aproximadamente los 8 a 10 años de edad, para posteriormente trasladarme a vivir con mis padres en ese entonces a Población Pedro Aguirre Cerda, lugar en la cual hoy habito. Mis primeros pasos los di en la Escuela 1, hoy Escuela 62, y posteriormente mi enorme orgullo de vida educacional es el Liceo  Dr. Roberto Humeres, al cual ingresé a muy temprana edad, y a partir del cuarto preparatoria del Liceo de Hombres hasta por ahí por el año 1965 hasta al cuarto año medio cuando egresé el año 1974. El Liceo de Hombres es una de mis grandes y amadas instituciones, donde la vida me permitió gracias a Dios educarme de una manera antigua, donde aprendí muy buenas costumbres, muy buenos hábitos, en definitiva estudiar en ese liceo me permitió desarrollarme en una vida normal», comentó Jara a Diario El Trabajo.

¿Qué hace usted cuando no está en trabajo voluntario como bombero?

– Desde 1975 yo laboro en la Dirección de Tránsito en la Municipalidad de San Felipe, voy a cumplir 45 años de servicio en el Municipio, ingresé cuando era alcalde don Juan Fuentes Gallardo, un gran personaje, y de ahí en adelante he trabajado con una cantidad no menor de alcaldes y de grandes personeros y de colegas con quienes en definitiva hice prácticamente toda mi vida laboral. Eso me permitió formar una preciosa familia que hasta el día de hoy está conformada por mi señora Marilú Navarrete, tres hijos que son bomberos también: Luis Felipe el mayor, José Ignacio el segundo y Camilo Andrés el tercero, todos grandes bomberos también, que llevan el número 4 de la Cuarta Compañía.

¿Cuándo ingresa usted a Bomberos y a cuál Compañía entró primero?

– Ingresé el 18 de diciembre 1980 a la Segunda Compañía de Bomberos de San Felipe, invitado por un colega municipal, puntualmente por el director de la Segunda en ese entonces, don Jorge Castro (…) Ahí di mis primeros pasos bomberiles, obteniendo una maravillosa experiencia, porque aprendí de grandes hombres que desgraciadamente ya no están, pero eran bomberos antiguos que sabían mucho. Y si me permite, quiero rendir homenaje y acordarme de bomberos como don Ismael Herrera Benítez, un hombre íntegro, un hombre que fue muy importante en la ciudad, con ello yo quiero rendir un homenaje a la Segunda Compañía, son tantos los nombres, no quiero dejar nombres afuera, pero aprendí de Mario Crayolas y de Don Mario Craviolatti, Manuel Lobos Tobar, don Germán Muñoz, don José Villarroel en fin, bomberos que ya no están

¿En cuáles compañías estuvo a lo largo de estos 40 años de servicio?

– En la Segunda estuve aproximadamente 10 a 11 años, fui instructor de la Academia Nacional de Bomberos, cuando era dirigida por don Óscar González. En ese mismo tiempo me desempeñé por dos años como ayudante de comandancia, en ese cargo tuve un desempeño junto a otros bomberos de diferentes compañías.  En 1998 renuncié por razones laborales a la Segunda Compañía, para reincorporarme después a la Tercera Compañía, en donde también ocupé cargo de director y otras responsabilidades que me remitieron también ser un aporte en lo que significó un período gravitante para la Tercera Compañía en términos de la construcción de su cuartel.

¿Cuándo llega a la Cuarta Compañía y por qué se enamoró tan profundamente de esa?

– ¡Oh la mejor pregunta!, me enamoré de la Cuarta, fundamentalmente porque en particular yo soy nacido y criado prácticamente en Población Pedro Aguirre Cerda, la Cuarta Compañía está a escasos metros de mi casa, de mi hogar y lamentablemente en 2004 la Cuarta sufrió una serie de situaciones administrativas que iban en desmedro de la propia Cuarta, de la propia comunidad y de la propia institución, y entró en un período de reorganización para posteriormente hacer un análisis y ver el modo de hacer una intervención, cosa que no se llegó a la intervención, porque el Directorio General en ese entonces acordó hacer una Amnistía a fin de que algunos bomberos de otras compañías pudieran venirse a la Cuarta y poder colaborar en la reorganización de la Cuarta Compañía. Desde entonces hubo un traslado por así decirlo, de bomberos de algunas compañías a la Cuarta, y a partir de 2004 empezamos a trabajar fuerte y duramente en la Cuarta Compañía para poder, primero, lograr obtener un carro, porque era una compañía que no tenía ni carro, ni dependencia, ni estaba en condiciones de ser habitada; se empezó la obra, pero se hizo solamente la obra gruesa y quedaron muchas cosas pendientes.

¿Algún mensaje para nuestros lectores y camaradas bomberos del valle?

– Bueno felicitaciones a todos los camaradas bomberos de las diferentes compañías. La nuestra es una institución noble, disciplinada, que goza del prestigio en la comunidad, y en particular quiero felicitar a los diferentes directorios que han asumido la responsabilidad de dirigir esta noble institución. Porque lo han hecho bien a pesar del tiempo de la modernidad, siguen estando vigentes, al igual que las ciudades avanzan a paso firme, y felicitar a los jóvenes, que son los que tienen la fuerza para seguir cuidando a la comunidad.

Roberto González Short

SANGRE BOMBERIL.- Aquí vemos a don Luis Jara con sus hijos José Ignacio y Camilo Andrés, cuando eran chicos; ahora sus tres hijos son bomberos de la misma Compañía.
SANGRE BOMBERIL.- Aquí vemos a don Luis Jara con sus hijos José Ignacio y Camilo Andrés, cuando eran chicos; ahora sus tres hijos son bomberos de la misma Compañía.
Luis Gabriel Jara Inostroza, incorporado el 18 de diciembre de 1980, tiene 64 años de edad y 40 de ser bombero.
Luis Gabriel Jara Inostroza, incorporado el 18 de diciembre de 1980, tiene 64 años de edad y 40 de ser bombero.