Nos dejó la fundadora de la Escuela John F. Kennedy a la edad de 104 años

1805

Fue la primera mujer en usar pantalones en Panquehue:

  • Julia Salgado López fue sepultada este lunes en Almendral. Educó a varias generaciones de sanfelipeños a lo largo de su fructífera vida.

Mientras que decenas de países convocaban a 70 millones de personas para que se matasen entre ellas durante la ‘Gran Guerra’ o Primera Guerra Mundial, muy lejos de Europa, en Chile, la mañana del viernes 12 de enero de 1917 llegaba al mundo la segunda hija de don Luis Alberto Salgado y Carmen López, la regalona Julia Islanda Salgado López, en San Felipe El Real como se llamaba nuestra ciudad hace más de un siglo.

‘Julita’, ‘La Gringa’ como amablemente la llamarían los sanfelipeños, o ‘La Rucia’, como la llamaría su papá, vivió su niñez y juventud jugando y estudiando y en un ambiente de amor y la paz de aquellos años en Aconcagua. Ya siendo adolescente, Julia descubre su vocación y comienza a realizar cursos durante los inviernos y los veranos para ser profesora.

MAESTRA POR SIEMPRE

Siendo la primera de los hermanos en partir de la casa, comenzó a trabajar en la Escuela de Catapilco, a la que llegaba luego de caminar durante 3 kilómetros porque el cochero olvidaba pasar a buscarla a la estación. Fue en esas noches que descubrió el placer por la lectura, leyendo un libro diario a la luz de las velas.

Diario El Trabajo habló la tarde de este miércoles con el único hijo de Julia que queda vivo, Carlos Herrera Salgado, quien nos atendió para compartir con nuestros lectores algunos recuerdos de su madre.

«Luego mamá fue trasladada a la escuela de Lo Campo, donde 90 niños recibían educación en una sola sala de clases. Tras seis meses de trabajo, y debido a su destacada participación, es solicitada para trabajar en la escuelita de San Roque, ella viajaba diariamente desde San Felipe a esa escuela, ella nos comentaba que en su querida escuela de San Roque, junto a doña Ema, directora de ese entonces, tuvo que enfrentar un gran terremoto, el que hizo necesaria la reposición de la antigua escuelita. Fue momento para destacar sus cualidades en gestión, ya que logró conseguir el financiamiento para un nuevo establecimiento, con hacendados del sector», relata Carlos a nuestro medio.

SIEMPRE MEJORANDO

Según destaca su hijo Carlos, doña Julia organizó en esa escuela de San Roque la primera revista de gimnasia mixta, que se realizó por esos años, donde además, vistió pantalones por primera vez, convirtiéndose en la primera mujer en llevarlos en el sector.

«Ya hacia 1946, a sus 29 años de edad, al quedar embarazada de William, fue trasladada a la Escuela N°3, en San Felipe, para continuar en el Liceo de Niñas. Lugares donde mi mamá educó y formó parte de cientos de sanfelipeños que hasta el día de hoy la recuerdan con cariño y admiración. Durante los años 50, periódicamente seguía capacitándose en Santiago en la formación docente y adquiriendo capacidades para desarrollarse, a futuro, como directora. En estas instancias destacó siempre por sus excelentes calificaciones», recuerda.

¿En qué escuelas fue directora su madre Julia?

– Después de tanto capacitarse, a mitad del siglo pasado es nombrada directora de la Escuela Buen Pastor, con gran sorpresa para todos, debido a su juventud. Es en este contexto que nace la idea de la creación de una nueva escuela en el sector de Población Pedro Aguirre Cerda. Junto a don Juan Fuentes, gestionando incluso ante el presidente de la República, logran el financiamiento para una nueva escuela, la llamarían John F. Kennedy, a la cual se fue a vivir, sin luz ni agua, tras el terremoto de 1965, ya que fue lugar de albergue de los afectados del sismo. La escuela se fundó en 1966 y se desempeñó como directora hasta su jubilación, en 1979.

¿Qué distinciones importantes recibió?

– Tras su labor docente, siguió vinculada al Colegio de Profesores y a las amistades forjadas en aquellos años de labor docente. Recuerdo que fue declarada Hija Ilustre de la ciudad de San Felipe, años antes, también lo había sido de Panquehue, no recuerdo bien las fechas.

¿Cómo fue la vida familiar de tu madre?

– En 1946 contrajo matrimonio con William Herrera Rosales, sastre de Los Andes, su antiguo y apuesto gran admirador. El 27 de marzo de 1947, nace William Napoleón, quien vino a iluminar su vida. Para 1951 nací yo. Mi hermano y yo crecimos en el núcleo de la Familia Salgado, rodeados de primos, alegrías y buenos momentos.

Háblanos de la vejez de doña Julia Salgado.

– Ya entrados los años 80, se convierte finalmente en abuela de Marcela, Javier y Pablo, quienes llenaron de felicidad sus días. Y con gran sorpresa, para el año 2010, Vicente llega a la familia, quien sí pudo tener acceso al cuartito bajo la escalera (censurado por siglos para los nietos mayores).

NOS DEJÓ JULITA

Julia Islanda Salgado López falleció este domingo 30 de mayo, murió estando dormida, no despertó el domingo. Su velatorio fue en la Iglesia Catedral como ella lo había solicitado a su familia. Fue sepultada el lunes 31 en el Cementerio Municipal de San Felipe en horas de la tarde. ¡Descanse en Paz profesora Julia Salgado!

Roberto González Short
Marcela Herrera Barrera

FIESTA DE LA PRIMAVERA.- Aquí vemos a la bella Julia en sus años de juventud, ella era muy amiga de participar en eventos folclórico en nuestra comuna.
FIESTA DE LA PRIMAVERA.- Aquí vemos a la bella Julia en sus años de juventud, ella era muy amiga de participar en eventos folclórico en nuestra comuna.
JUVENTUD DIVINO TESORO.- En esta gráfica vemos a Julia Salgado acompañada de su familia. Sólo su hermana menor, Marta, queda viva de los diez hermanos.
JUVENTUD DIVINO TESORO.- En esta gráfica vemos a Julia Salgado acompañada de su familia. Sólo su hermana menor, Marta, queda viva de los diez hermanos.
Carlos Herrera Salgado, único hijo vivo de nuestra querida profesora.
Carlos Herrera Salgado, único hijo vivo de nuestra querida profesora.
Julia Islanda Salgado López, Hija Ilustre de San Felipe, profesora muy querida.
Julia Islanda Salgado López, Hija Ilustre de San Felipe, profesora muy querida.