Pegando carteles en las calles piden justicia por muerte de Mauricio Venegas

6213
  • Familia de hombre fallecido en accidente de tránsito siente impotencia al no tener mucha información de la investigación.

El día lunes 03 de agosto, al margen de celebrar la ciudad de San Felipe un aniversario más, para la familia Venegas Cordero es un día que no van a poder borrar nunca de sus mentes, porque significa recordar la pérdida de un ser querido, en este caso un hijo, hermano y también padre. Nos referimos a Mauricio Venegas Cordero, un hombre de 38 años de edad que murió luego de ser atropellado cuando caminaba con su polola en el sector de Las Compuertas, en Quebrada Herrera.

Para recordar y como una forma de pedir justicia, su madre y la polola en vida de la víctima fatal de este accidente, salieron a la calle a pegar carteles con el rostro de Mauricio pidiendo justicia.

A nombre de su familia, fue su hermano Álvaro quien en conversación con nuestro medio comentó el sentir de su familia en este momento, tras ver que no hay avance en la investigación y que el conductor está libre, no recibiendo mayores antecedentes por parte de la fiscalía.

«El día de ayer lunes 03 de agosto se cumplen 60 días de que esto sucedió. Tenemos como familia todavía el dolor por la pérdida de mi hermano, en el caso de mi madre, su hijo, y en el caso de sus hijos, su padre. Él dejó dos niños, una niña de 9 años y un niño de 5 años. Mi hermano tenía 38 años, caminaba junto a su polola en sentido San Felipe hacia Putaendo, en el cruce denominado Las Compuertas en El Arenal, y este señor Brando Lagos Goldberg, quien lo atropelló, se travesó todo el eje de la calzada hasta el otro lado de la calle, lo chocó por la espalda a él y a su polola, dándole muerte a mi hermano en forma instantánea, dejando a la polola de mi hermano, Antonella, mal herida, tirada ahí. Este ‘gallo’ se dio a la fuga, supuestamente dos horas después se entregó. Hay por ahí, estaba leyendo artículos de periódicos, comentarios, la verdad que dice por ahí que él decía con sus facultades deplorables», dice Álvaro.

Por lo anterior, prosigue, no se explican como familia, «cómo no se ha hecho justicia, cómo han pasado 60 días y no hay una respuesta de nadie acá, salvo arresto domiciliario a esta persona, y la verdad qué te puedo decir, impotencia sentimos mucha, falta de información, porque casi nosotros no vamos a golpear las puertas de la fiscalía, no vamos a llamar a la fiscalía, no nos han llamado, no nos ha dicho nada el fiscal, no sé si se acostumbra fiscal, abogado, en este caso el imputado, pero de verdad que nos hemos sentido muy pobres en cuanto a información, nos hemos sentido dejados de lado por la justicia. La verdad que vemos con mucha preocupación todo esto, ya te digo son sesenta días de dolor, de sufrimiento, de no saber cómo decirle a sus hijos que no lo van a ver más; bueno, un sinfín de cosas cuando se pierde a alguien de forma tan brusca. También dejar en claro que de parte de la familia de este señor, ningún acercamiento hacia nosotros, con mi familia. En estos casos sabemos que supuestamente fue un accidente, este señor iba drogado, no sé, pero lo mínimo que te esperas es una disculpa», indicó.

Al finalizar señaló que este día 11 de agosto hay una audiencia.

Su madre y su polola en vida, Antonella, colocan un retrato de Mauricio pidiendo justicia.
Su madre y su polola en vida, Antonella, colocan un retrato de Mauricio pidiendo justicia.
En la pared también su madre y Antonella colocan el retrato de Mauricio.
En la pared también su madre y Antonella colocan el retrato de Mauricio.
En un poste colocando el retrato de Mauricio pidiendo justicia.
En un poste colocando el retrato de Mauricio pidiendo justicia.
La animita donde se recuerda a Mauricio Venegas Cordero.
La animita donde se recuerda a Mauricio Venegas Cordero.
Mauricio Venegas Cordero tenía 38 años de edad y dejó dos hijos de 9 y 5 años.
Mauricio Venegas Cordero tenía 38 años de edad y dejó dos hijos de 9 y 5 años.