Luego que un conductor perdiera el control de su vehículo y terminara chocando con un poste donde se encontraba instalado un transformador de energía eléctrica, el cual, pese a lo leve del golpe que sólo dejó una raspadura en el vehículo, se partiera en su base y cayera al suelo, quedando además otros postes derribados. Las reparaciones fueron realizadas por la empresa Chilquinta, pero no así por las empresas Movistar y otras que brindan servicios de internet y televisión por cable a sus clientes. Así lo hizo saber una de las vecinas, Nicole González Lavarello, quien expresó a Diario El Trabajo su malestar:

«Estoy reclamando porque el  choque de este martes del auto con el poste en Chorrillos, nos está afectando a varios vecinos. Soy vecina del sector, Chilquinta repuso la energía, pero los cables de Internet o telefonía siguen en el suelo, Movistar no se ha hecho presente, dejaron los cables amarrados a mi puerta  y pasan por toda la calle Gabriela Mistral, hay un cable que cruza la calle, los vehículos, motos y bicicletas siguen pasando por aquí; anoche sólo tuvimos luz en las casas, pero los postes no, quedó la calle totalmente a oscuras, ojala no ocurra otro accidente», comentó la vecina.

Al cierre de nuestra edición se supo que personas con un camión municipal habían recogido algunos de los cables reventados del suelo.

Así lucía la tarde de ayer el vecindario donde ocurrió el accidente, las empresas de cable aún no recogían los cables dañados en calle Gabriela Mistral.
Así lucía la tarde de ayer el vecindario donde ocurrió el accidente, las empresas de cable aún no recogían los cables dañados en calle Gabriela Mistral.