Piden ayuda para pagar gastos funerarios de comerciante atropellada en Villarrica

1342

Una información lamentable fue la que pudimos conocer caminando por las calles de nuestra ciudad San Felipe y tiene que ver principalmente que hasta el momento la familia, específicamente su hijo y amigas de Isabel Marín, mujer que murió atropellada en Villarrica, no puede cerrar definitivamente el capítulo en cuanto a los funerales se refiere.

Lo anterior porque sólo el traslado del cuerpo de Isabel desde Villarrica a San Felipe, tuvo un valor que llegó a los 450 mil pesos. Algo que tuvo que costear su hijo con la ayuda que le llegó de distintas personas, a lo que se suman los gastos del funeral y por lo cual hoy están realizando una campaña para poder pagar las deudas adquiridas.

Nuestro medio conversó con Yerko Castillo, hijo de Isabel, el primer día que volvía a trabajar, quien nos indicó que no estaba saldada la deuda: «Económicamente no ha sido saldado, o sea igual hubo ayuda de la gente, pero no ha sido saldado todo, igual queda bastante deuda porque de hecho la municipalidad dijo que se iba a portar con el traslado y resulta que hasta la fecha de hoy solamente me dicen que cuando esté listo me van a avisar, y de la fecha que lo dijeron no ha habido ninguna respuesta hasta el día de hoy», dijo Yerko.

¿O sea no se ha cancelado ese servicio de traslado?

– Lo cancelé de la ayuda que nos dieron, pero no de la municipalidad.

¿La municipalidad le dio facilidades en el cementerio?

– No, de hecho, solamente dijeron que me ayudaban con el tema del traslado, pero hasta la fecha no han ayudado con el traslado, o sea lo tuve que pagar yo, fue la única ayuda de la municipalidad, pero aún no ha llegado.

En lo que respecta al funeral, señaló que desde el cementerio le ofrecieron «tener un lugar que ellos arrendaban por seis meses y después de eso tenía que volver a hacer los papeleos, sacar a mi mamá, entonces no convenía porque era la única ayuda que ellos me estaban dando. Tuve que comprar un espacio (terreno) y eso lo tengo ahora que pagar en cuotas, todavía tengo que pagar lo que queda de la funeraria, entonces igual ha sido bastante difícil».

Yerko volvió recién esta semana a trabajar en su carrito en avenida Maipú, frente al ‘A Cuenta’, por lo cual se le ha hecho muy difícil la situación.

GRAN MUJER

Como se recordará, Isabel Marín falleció en Villarrica tras ser atropellada por un vehículo mientras se dirigía a casa. La noticia se conoció el día martes 7 de julio en horas de la noche por medio de las redes sociales.

Isabel trabajaba en un aserradero controlando la entrada y salida de camiones.

En nuestra nota informativa cuando ocurrió la tragedia, una de sus amigas, Karla Cortez, la describió como una gran mujer: «Una mujer muy esforzada, muy trabajadora; ella era comerciante afuera del supermercado A Cuenta de Avenida Maipú, de aquí del centro de la feria Diego de Almagro. Como ustedes saben está todo malo desde que comenzó el virus, todos los comerciantes nos fuimos a cuarentena, porque está mal y mi amiga fue en busca de trabajo, se fue a Villarrica donde le ofrecieron un trabajo, pero también estaba mal allá porque no se había podido levantar como ella pensaba. Ayer (martes), salió del trabajo, fue a la casa, se juntaban donde compartían compañeros del trabajo, cuando va caminando por una calle que es muy oscura en Villarrica y pasa un vehículo, iba una mujer manejando, la atropelló y ella murió al tiro en el lugar», dijo en su momento.

Es por eso que reiteran el llamado a las personas que en vida conocieron a Isabel Marín a ponerse «la manito en el corazón» y cooperar para poder terminar con las deudas que acarreó su funeral.

Para cooperar, las personas que lo deseen hacer se pueden dirigir a las afueras del Supermercado A Cuenta ubicado en la avenida Maipú. Ahí están tanto el hijo como sus amigas dispuestas a recibir su ayuda.

Isabel Marín, conocida comerciante ambulante que vendía sopaipillas y empanadas fritas.
Isabel Marín, conocida comerciante ambulante que vendía sopaipillas y empanadas fritas.
De izquierda a derecha Karka Cortez, Yerko Castillo (hijo) y Johana Gómez.
De izquierda a derecha Karka Cortez, Yerko Castillo (hijo) y Johana Gómez.