Preparador físico del Uní Uní hizo un primer balance tras una semana de trabajo

278

El profesor Francisco Riveros, actual preparador físico del primer equipo de Unión San Felipe, ponderó de manera muy positiva el retorno a los entrenamientos del plantel albirrojo, hecho que se produjo hace poco más de diez días. «Estos días han sido súper atípicos, ya que en la práctica esto es un reintegro deportivo, en el cual existe mucha ansiedad por parte de los jugadores que, al estar mucho tiempo sin poder estar en contacto con el balón y la cancha, quieren generar todo al máximo de intensidad», declaró el profesional a El Trabajo Deportivo.

El retorno ha tenido varias complejidades debido a las restricciones que ha impuesto el protocolo sanitario producto del Covid-19. Uno de los más complicados ha sido el haber tenido que trabajar con sólo cuatro jugadores por cancha (uno por cuarto), además que las sesiones son más largas de las habituales, prolongándose por varias horas. Ante esto el profesor Viveros, señaló que «es que en esto nos distribuimos con ‘El profe’ Erwin y su asistente en los distintos sectores de la cancha, y cada uno está a cargo de un grupo. Con esto se busca que el cometido sea igual para todos los jugadores. Respecto al tema del horario, la verdad es que uno como profesional debe considerar que el tiempo que estuvimos en la casa fue lo suficientemente extenso como para que eso se convierta en un factor de crítica. Acá todos estamos felices de poder volver, por lo que el tiempo se pasa muy rápido; así que si bien es cierto las horas en el papel son varias, se hace todo muy corto».

Punto muy interesante en el reinicio es saber que se busca en esta primera fase de labores. «Queremos que se retomen y se recuperen ciertas cualidades físicas, motrices y de coordinación que se vieron afectadas durante la para. Es por eso que en esta fase buscamos una readaptación fisiológica, tanto en lo aeróbico y anaeróbica, complementando todo esto con la parte técnica para hacer una mixtura que permita ir mejorando en el global», aportó el PF.

Ya en el plano más profundo, el profesional se mostró muy satisfecho por la respuesta de los jugadores. «Es satisfactorio poder constatar que los jugadores tuvieron mucho cuidado durante todo el tiempo en que no pudieron entrenar de manera normal. Se nota que cada uno mostró el compromiso con el club, el cuerpo técnico y sus compañeros, al respetar las pautas que se les envió a sus hogares. Es evidente que hay mermas, pero en la parte física hemos podido evidenciar que cada uno responde de buena forma», afirmó.

En el final de la conversación Francisco Riveros, comentó que el tiempo de entrenamientos previos al reinicio del torneo es suficiente para garantizar que el plantel estará bien en el aspecto físico. «Hoy por hoy todos los equipos correrán riesgos porque un mes de actividad previa nos pone sobre la marcha para volver al campeonato. En el aspecto físico la tarea es importante generar en el deportista la mayor adaptación posible, ya que lo técnico y táctico se irá dando con el juego. No hay que olvidar que habrá una verdadera maratón de partidos, por lo que la parte física será fundamental; entonces prevalecerá el cuidado que cada club le dé a sus jugadores, que es lo que está haciendo en estos momentos Unión San Felipe», finalizó.

El preparador físico ejecutando su trabajo en el complejo deportivo.
El preparador físico ejecutando su trabajo en el complejo deportivo.
El capitán Jesús Pino durante uno de los entrenamientos.
El capitán Jesús Pino durante uno de los entrenamientos.