Reparan dependencias de escuela Buen Pastor dañadas por terremoto 27-F

28
El Alcalde Jaime Amar junto con el director de la escuela Buen Pastor, visitaron las dependencias que fueron reparadas.

Reparadas se encuentran las dependencias de la escuela Buen Pastor que sufrieron daños con el terremoto del 27 de febrero del año pasado.

Un año y nueve meses tuvieron que pasar para que la escuela Buen Pastor de San Felipe pudiera nuevamente hacer uso de las dependencias que resultaron dañadas con el mega sismo.

Durante todo este tiempo, los funcionarios de la escuela debieron acomodarse en el resto de las dependencias, especialmente la sala de profesores, que tuvo que compartir con Integración, ya que estas salas quedaron con daños bastante considerables, con techos en el suelo y grietas en las paredes visiblemente notorias.

«En estos momentos la sala de profesores la tenemos que compartir con integración, por lo que ahora los profesores van a tener más salas donde poder disfrutar de su hora de colación, además de los trabajos pedagógicos que son habituales y además tenemos salas para poder trabajar con los niños de integración, también para el centro de padres y otras dependencias que vamos a utilizar para los distintos proyectos que tenemos como establecimiento», señaló el director de la escuela, Marco Castillo.

La zona más afectada por el terremoto correspondía a la parte patrimonial de la escuela Buen Pastor, que estaba construida de adobe y que consideraba varias salas. Ante ello, los trabajos permitieron cambiar la techumbre y habilitar el área administrativa.

Además durante este tiempo se renovó toda la cubierta de teja chilena, se repusieron los revestimientos de muro tales como los estucos y la pintura del área administrativa y se hizo un mejoramiento del sistema eléctrico, junto con instalar guardapolvos, junquillos, puertas y ventanas.

El contrato contemplaba asimismo la reconstrucción del muro del patio de la escuela, que también era de adobe, el que se eliminó y se construyó uno de albañilería con ladrillo fiscal y que fue estucado por la cara visible del establecimiento.

Todos estos trabajos significaron una inversión cercana a los 42 millones de pesos, recursos que fueron traspasados desde el ministerio de Educación.

«Esto era la última parte de los proyectos que teníamos pendientes de lo que corresponde al terremoto, y ya con eso prácticamente lo que corresponde a la acción municipal, terminamos una situación bastante compleja que afectó a nuestro país», señaló el Alcalde Jaime Amar.

Con estas nuevas instalaciones se podrán recuperar los espacios que el colegio necesitaba, tomando en consideración que se trata de uno de los establecimientos de mayor cantidad de alumnos de San Felipe.

En estos momentos la escuela se encuentra en un proceso de limpieza en general y posteriormente será instalado el mobiliario, todo con la idea de utilizar las dependencias a partir del 30 de noviembre próximo.

Las dependencias contemplan 5 salas, entre las que se cuentan, además de la sala de profesores y un comedor para la hora de colación de los docentes, una bodega para los asistentes de la educación.

«Es un espacio bastante grande para nosotros, sobre todo hoy en día que tenemos la necesidad de estar creciendo como colegio y a veces no contamos con los espacios necesarios, y eso logramos ahora, lo que nos permite proyectarnos hacia delante», señaló el director del establecimiento.