Ricardo Cataldo Muñoz: “Le pido disculpas a la familia y que Dios me perdone por lo que hice”

28
Freddy Balbontín murió de una certera puñalada en el corazón, a manos de Ricardo Cataldo, el pasado 14 de noviembre.

Veredicto se dará a conocer hoy.

Pablo Salinas S.

Un emocionado Ricardo Cataldo Muñoz, más conocido como “Ricardito”, pidió disculpas a la familia y perdón a Dios durante la última audiencia en su contra realizada la mañana de ayer en el Tribunal Oral en Lo Penal de San Felipe, por el homicidio del joven Freddy Balbontín.

«Le pido disculpas a la familia y que Dios me perdone por lo que hice, yo solo quería defenderme», señaló con voz quebradiza y entre lágrimas el acusado, lo que llevó a varios de sus familiares que se encontraban en la audiencia, a salir de la sala porque no resistieron escuchar las breves palabras que se le concedieron al imputado al finalizar el juicio que durante todos estos días se ha desarrollado, en medio de la tensión y emoción en la que ambas familias, tanto del imputado como de la víctima, han escuchado atentamente las declaraciones de los diversos testigos, policías, médicos y peritos que de una u otra forma se han visto involucrados en este caso.

Según las últimas declaraciones presentadas por la defensa, de dos jóvenes que aseguran ser testigos oculares de los hechos, relatan haber visto a la víctima en estado de ebriedad portando un vaso entre sus manos, el que se habría enfrascado en una discusión a garabatos con el imputado, asegurando que fue a la víctima a la que se le habría caído un objeto metálico que suponen, por el sonido, era un cuchillo.

Sin embargo, en anteriores audiencias, testigos presentados por el Ministerio Público declararon bajo una caracterización con el fin de ocultar su identidad, que fue Cataldo el que portaba entre sus manos el cuchillo con que apuñaló directo al corazón a Freddy Balbontín.

Diario El Trabajo, único medio presente en todas las audiencias realizadas por este caso, ha podido acercarse a ambas familias, las que nos han hecho sentir su parecer frente al juicio, solicitando que por el momento se oculten sus identidades por miedo a represalias o entorpecimiento del proceso.

En conversación con la madre y los hermanos de Freddy Balbontín, éstos expresaron que sólo esperan que se haga justicia por como sucedieron los hechos que terminaron con la muerte del joven. Por su parte, la madre y abuela de “Ricardito” aseguran que su hijo y nieto es una buena persona, un joven que no toma ni fuma y sería incapaz de ser un asesino.

Tras los alegatos emanados por la defensa y el Ministerio Público, el día de hoy a partir de las 09:00 horas, los jueces darán a conocer su veredicto, pronunciándose respecto a los dos cargos que se le imputan, homicidio frustrado y homicidio consumado, por los cuales el acusado se encuentra en prisión preventiva desde que fue detenido sucedidos los hechos el 14 de noviembre del año 2010.