Vecinos de El Arrayán en Catemu siguen esperando su anhelado alcantarillado

1216

Son millones en obras abandonadas de un ‘proyecto fantasma’:

CATEMU.- Una seria y bien documentada denuncia pública sobre el alcantarillado El Arrayán en Catemu, es la que hizo este martes el concejal de Catemu, Benjamín Koch, quien relató a Diario El Trabajo cómo un historial de errores en ejecución del proyecto se ha ido generando en perjuicio de los vecinos del sector.

«Todo comienza en 2011 cuando el Municipio contrata a la empresa Ingarma Ltda. para que elabore el diseño del alcantarillado por un costo de 28 millones de pesos. Consideraba un colector de 8.6 kilómetros en donde se incluían 360 uniones domiciliarias, 116 cámaras públicas y dos plantas elevadoras. Se estimaba también un costo de 802 millones de pesos y un plazo de ejecución de 240 días corridos», menciona Koch.

SERIAS DENUNCIAS

¿Qué pasó con ese proyecto, presentó errores en su diseño y presupuesto?

– Sí. Ya en 2014, tres años después de que se contratara el diseño y a dos años de la aprobación de fondos por 900 millones por parte del Gobierno Regional para su ejecución, y luego de una serie de reuniones entre Municipio, GORE y Esval, y en vista de que ninguna empresa contratista estaba dispuesta a realizar el proyecto por el monto inicialmente aprobado, llegaron a la conclusión que el proyecto tenía un costo de 1.600 millones, casi el doble de lo que se había presupuestado inicialmente.

¿Empezaron entonces las obras del proyecto?

– Sí. Luego de cuatro años de haber licitado el diseño del proyecto, finalmente en agosto de 2015 comenzaron las obras de construcción, la empresa encargada de la ejecución sería la Constructora de Andrés Hernández, y la comunidad comenzaba a cuestionar la idoneidad de la contratación, debido a que esta empresa no tenía experiencia demostrable en la ejecución de proyectos de este tipo. Esta es una de las empresas que más se ha beneficiado durante la administración del alcalde Luksic, adjudicándose más de 4.000 millones en licitaciones.

Entendemos que estuvieron detenidas por un largo tiempo las obras.

– Efectivamente, en agosto de 2017 falleció un trabajador y se paralizaron las obras con la tragedia ocurrida, en donde un joven de la comuna perdió la vida mientras ejecutaba labores para la empresa de Andrés Hernández. Por esos días el alcalde firmó un acuerdo de paralización de las obras con Andrés Hernández, por considerar que el proyecto tenía errores de diseño y que no se habían presupuestado algunas inversiones que se debían hacer por el paso de una línea de media tensión por el recorrido del colector. Dentro del proceso de licitación, los proyectos tienen una instancia de visita a terreno, en donde precisamente se evalúan situaciones como estas, eso se hace previo a firmar el compromiso de ejecutar una obra, en un determinado tiempo y por un determinado valor, entonces, cuando nos dicen en Concejo Municipal que no se dieron cuenta que el trayecto consideraba más de un kilómetro de línea de media tensión, se nos hace difícil de creer.

¿Hubo supervisión de algún consejero regional en esos momentos?

– A mediados de agosto de 2017, realizaron una visita a terreno los consejeros regionales junto a una Comisión Fiscalizadora creada para la ocasión, presidida por Roberto Chahuán, quienes manifiestan su voluntad absoluta para buscar una solución y concluyen que se le deben inyectar más recursos para solucionar el problema.

¿Qué problemas representaba esta situación para los vecinos?

– Muchos. A esta altura ya teníamos un proyecto con muchísimos problemas de diseño; casas bajo cota que iban a tener que operar con bombas de levante de por vida, casi un centenar de familias que habían construido en el sector y sus uniones no estaban consideradas en el proyecto, debiendo costear cerca de un millón de pesos cada una para acceder a la red colectora, además del fantasma de posibles filtraciones de la napa freática que harían finalmente que la empresa operadora en el futuro, colectara aguas servidas junto con drenajes del sector, todo eso además de la posible contaminación de las aguas subterráneas.

–  ¿Qué financiaría el proyecto y qué cosas no?

– La suplementación que comprometían los Core en visita al Concejo Municipal dejaba fuera una serie de inversiones, entre ellas las nuevas uniones domiciliarias, es decir, aunque hoy hubieran más de 400 familias en el sector, sólo se podían inyectar recursos para dar término a un proyecto mal diseñado en 2011 con la realidad demográfica del sector de 2011. Me parece que todos los vecinos del sector tienen el mismo derecho como contribuyentes, a que el proyecto de saneamiento básico conecte a sus viviendas, sobre todo cuando después que el proyecto lleva casi tres años parado. El costo de construcción avanza más rápido que el IPC, por ejemplo, si el alcantarillado hubiese estado terminado en 2017, una familia pudo haber realizado la conexión a un costo de 800.000 pesos, pero hoy en 2021 esa misma obra podría superar el millón de pesos, perjudicando aún más a los que no venían en el diseño original.

¿Y en la actualidad cuál es la realidad de ese proyecto, lo terminaron o quedó abandonado?

– A estas alturas el Proyecto se encuentra paralizado desde hace más de tres años y mantiene a las familias del sector con la incertidumbre de no tener respuestas ni fechas claras. Ahora se solicitaron cerca de 80 millones para contratar una vídeo-inspección a la red colectora, con el fin de poder determinar el nivel de suciedad y el nivel de filtración que existe, y así poder estimar el monto con que se debe suplementar el proyecto para terminarlo. Si el estudio llega a determinar que hay filtraciones de la napa al alcantarillado, la situación sería muchísimo más compleja, porque es difícil que se reciba el proyecto en esas condiciones. Hay costos de traslado, costos de tratamiento y una matriz para trasladar las aguas servidas que colapsan si se trasladan y se procesan en la planta de tratamiento aguas drenadas o filtradas.

¿Qué se debe hacer entonces para solucionar esta situación?

– Hoy es necesario que luego de la vídeo-inspección, revisemos la posibilidad de rediseñar el proyecto, ver la posibilidad de resolver los tramos en donde las viviendas se encuentran bajo la cota, incluir a todas las viviendas que se han emplazado en el sector en la última década y revisar la continuidad de la empresa de Hernández a cargo de la ejecución de la obra, pues hay excavaciones que representan un peligro para los vecinos, están cubiertas con una malla plástica quemada por el sol. Los vecinos sienten el abandono, el alcalde deja su cargo el 24 de mayo, creo que no va a alcanzar ni a licitar la vídeo-inspección, por tanto este es un problema que observo con especial cuidado porque, de salir electo alcalde, me tocará resolverlo en la próxima administración.

Roberto González Short

Benjamín Koch, concejal catemino que denuncia estas serias irregularidades.
Benjamín Koch, concejal catemino que denuncia estas serias irregularidades.
OBRAS ABANDONADAS.- Son 360 las uniones domiciliarias originales, son también casi 500 casas las afectadas, o sea, más de 1.000 personas afectadas con este errático accionar de las autoridades a cargo del proyecto.
OBRAS ABANDONADAS.- Son 360 las uniones domiciliarias originales, son también casi 500 casas las afectadas, o sea, más de 1.000 personas afectadas con este errático accionar de las autoridades a cargo del proyecto.