Vecinos de Villa El Totoral obligados a convivir con palomas y golondrinas

15
Aunque los vecinos tratan de mantener limpio el entorno, las palomas dejan sus deposiciones por todo el lugar.

Los vecinos de la villa El Totoral desde hace años están conviviendo con una molesta plaga de palomas, las que llegaron para quedarse en el entretecho de por lo menos 20 de los edificios que se ubican en ese lugar, afectando la calidad de vida de esta comunidad.

Aunque han acudido a varias autoridades y servicios públicos, los vecinos no han tenido ninguna respuesta concreta y si bien algunos han comprometido una visita para conocer la situación, nunca llegan, por ello las más de mil personas que viven en este sector están cansadas.

Lo cierto es que las palomas y las golondrinas, aves que también llegaron al lugar, hicieron sus nidos en el lugar, las que además de producir un fuerte ruido por las noches, también generan un olor insoportable, ya que depositan sus fecas por todos lados.

La situación tiene desesperados a los vecinos, quienes han recurrido también a la constructora que levantó los edificios, ya que, según argumentan, dejaron orificios en los techos, lo que les dejó el camino libre a las aves para anidar.

La preocupación mayor es con los niños, quienes juegan por todo el lugar, teniendo contacto tanto con las aves como con sus fecas.

«Estamos afectados totalmente en la parte higiénica, están los techos llenos con palomas, hay plagas y estamos llamando a la constructora que nos eche una manito, porque ellos dejaron abierto, ahora estamos viendo que en este block se hizo una limpieza y ya hay fecas. En el lugar de un niño, que le vaya a caer a la cara, se va a limpiar, se lo va a echar a la boca y la paloma tiene garrapatas, pulgas y el SAG dice que no nos pueden ayudar», señaló la presidenta de la Junta de Vecinos, Marisol Domínguez.

La dirigente recordó que son varios los vecinos que cada cierto tiempo aparecen con alergias, no sólo los niños, sino también los adultos, a lo que se suman los dolores de estómago, lo que los hace pensar que son las aves las responsables de estos problemas de salud.

Los vecinos se sienten abandonados y sólo esperan encontrar una solución. Quieren volver a disfrutar de su entorno, mejorar su calidad de vida y tener la seguridad de que sus hijos pueden recrearse tranquilamente, sin la preocupación por tener que convivir con estas plagas.

ENFERMEDADES

Las palomas pueden transmitir al ser humano más de 50 tipos de enfermedades de origen infeccioso o parasitario, como el adenovirus, salmonella, tuberculosis y meningitis, entre otras, siendo algunas de ellas mortales y que además son portadoras de piojos, garrapatas, pulgas, chinches y vinchucas.

Asimismo su diario vivir causa daños en el entorno en que habitan, tal como ha sucedido en estos edificios, ya que ensucian con sus deposiciones.

Sus excrementos son altamente corrosivos, atacando y destruyendo canaletas y techos, y provocan problemas de salud pública al transmitir enfermedades a través de sus fecas, las que al secarse se esparcen por la acción del viento y son respiradas por las personas y los animales domésticos.